Choferes casi se matan en choque

choqueIBARRA. En circunstancias que la unidad de Policía de Transito deberá investigar se suscitó un choque en el sector Los Cañaberales, del cual tres personal literalmente se salvaron de pasar navidades dentro de un ataúd.

Dato. Minutos después de las 08:00 horas de ayer, ocurrió un fuerte accidente en el que dos vehículos impactaron de frente.
Horas antes del choque. Hugo Fernando Delgado Montenegro salió de Tulcán a bordo del furgón color blanco de placas PBJ 9134 con destino a la ciudad blanca.

 

Accidente. “Yo me traslada a Ibarra, cuando de pronto la furgoneta me impactó de frente”, dijo Delgado a un agente del UPC Salinas que se trasladaba a dejar documentación a Ibarra y fue el primero en llegar al lugar del accidente.
Al parecer, la furgoneta de placas PBR 5951 conducida por Kevin Andrés Cisneros Rodríguez perdió pista para luego impactar de frente con el furgón.
Según informó Bomberos, Kevin Cisneros y Clever Pineda, resultaron heridos.
No hubo fallecidos.
Auxilio. Los rescatistas partieron desde Ibarra y al cabo de unos minutos, llegaron hasta el lugar en donde Kevin y Clever, estaban atrapados en medio de los retorcidos metales.
Rápidamente los rescatistas socorrieron a los heridos a quienes trasladaron hasta el hospital del IESS.

Heridos. Bombero informó que Cisneros presentaba poli contusiones. Es decir sus heridas eran menores y según los primeros diagnósticos realizados al paciente, ninguno de sus órganos vitales fueron comprometidos luego del choque.
Mientras tanto, Pineda presentaba múltiples poli traumatismos. Esto quiere decir que alguno de sus órganos podía estar comprometido. Por esta razón, los galenos le practicaron varios exámenes.
Hasta el cierre de edición se conoció que los dos heridos estaban estables y que ninguno de sus órganos estaría comprometido.

Imprudentes. Mientras los paramédicos atendían a los heridos, vario conductores no respetaban las señales que hacían los rescatistas para que se conduzca despacio. Se observó que algunos conductores aceleraban sin importarles que los policías, paramédicos y heridos, estaban en la calzada. Luis Vásquez dijo que son unos “imprudentes”.