China, productor de energía limpia

El país asiático lidera desde hace un tiempo la carrera en la lucha contra el cambio climático, con políticas de estado ecológicas que han creado polémica y que van desde la ordenanza de plantar un árbol al año y la creación de una “muralla verde” para detener el paso de la desertificación.

China ahora incluye también dentro de su lista la implantación de energías renovables, transformándose así en el principal productor de energías limpias en cuanto a términos monetarios se refiere. El 1,4% de su PIB (cerca de 44.000 millones de euros) es proveniente de la producción de energías renovables. Los datos se encuentran dentro de un informe llevado a cabo por la WWF (World Wildlife Foundation) y por Roland Berger Strategy Consultants, que hace un ranking de los cinco principales productores de energía limpia en cuanto a su PIB. Le siguen a China: Dinamarca, Alemania, Brasil y Lituania. El informe contempla dentro de su espectro de energías limpias, los biocombustibles, las turbinas eólicas, paneles solares y los equipos térmicos, así como también incluye el uso de tecnología energéticamente eficiente como la iluminación de bajo consumo. De esta manera China desplazaría al habitual líder de energías renovables, Dinamarca, que produce cerca de 9.400 millones de euros al año producto de sus reconocidas turbinas eólicas que le han valido el reconocimiento mundial. Sin embargo, los deseos del gigante asiático de transformarse en una potencia económica y ecológica no se han detenido, pues el gobierno chino está estudiando el modelo energético europeo para transformarse en el mayor productor de energía solar para suplir así su creciente demanda de electricidad.  

 Ana Fernández

      anaifernandezm@hotmail.com