Chalá se acerca a Río de Janeiro

La judoca Vanessa Chalá es la única esperanza de que Imbabura tenga un representante en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que se celebrará en agosto de este año.    
La deportista de los registros de la Federación Deportiva de Imbabura (FDI) buscará los últimos puntos en La Habana Cuba, en el Campeonato Panamericano de Judo, que se desarrollará en dos semanas. Ayer la judoca pisó suelo imbabureño para moverse bajo la dirección técnica del cubano Alberto Reyes. Ella está con un paso para alcanzar el sueño de todo deportista.
 “Todo empezó  dos años después de los últimos juegos. Tengo entendido que Vanessa Chalá tiene los puntos completos pero debe asistir a un evento más que es el último para lograr el puesto a las olimpiadas. Todo se definirá en La Habana. No es fácil clasificar. Hay deportistas de todo el mundo que buscan el mismo objetivo”, dijo Reyes.Vanessa Chalá está concentrada en esa meta desde el 2012. Desde ese año empezó a sumar puntos en torneos mundiales en Asia, Europa y Sudamérica. La seleccionada acabó de arribar de Argentina. Pues el último fin de semana compitió en una Copa del Mundo en la cual terminó en quinto puesto. Antes estuvo en Portugal y allí finalizó en el casillero número tres alcanzando la medalla de bronce.
Ella tendrá a dos rivales que también tienen las mismas aspiraciones. Se trata Estefanía García y Diana Cobo de Pichincha.

LA LESIÓN
La deportista debía estar ya con el pasaporte a Río, sin embargo el año pasado registró una cirugía en uno de sus hombros que la alejó del tatami por tres meses aproximadamente. A esa operación se sumó una lesión en su rodilla. Ella fue rehabilitada en la Federación Deportiva de Imbabura como también en Guayaquil en el centro médico de la Federación Ecuatoriana de Judo. Otra representante que tenía Imbabura pero por una cirugía quedó fuera del proceso es el caso de Julessey Viveros.