Cerveza artesanal de maíz

En la comunidad de Pinsaquí, cantón Otavalo, una pareja de jóvenes esposos, decidió crear un emprendimiento alternativo que sustente a su familia y reactive la economía del entorno, se trata de la implementación de una planta con maquinaria adecuada, implementos y equipos; que procesa cerveza artesanal, la misma que al estar preparada de maíz, su elaboración es similar a la tradicional chicha del Yamor. Esta bebida es distribuida en las festividades de septiembre, teniendo una excelente acogida por su sabor, puesto que no es muy maltosa y está aromatizada, lo que le da un casi imperceptible toque dulzón.

Su consistencia suave y ligera, está dada por la utilización de los siete granos: chulpi, negro, amarillo, blanco, canguil, morocho y jora (maíz fermentado), con el producto debidamente escogido inicia el proceso de molido hasta convertirse en harina, que es cocida en grandes calderos, luego la maceración, extracción de azucares y se le agrega un lúpulo, nuevamente se cocina y se adiciona otro lúpulo aromatizante. Posteriormente se procede al enfriamiento y proceso de fermentación que lleva aproximadamente ocho días, siendo el siguiente paso su maduración, finalizando con la colocación en barriles para ser embotellada, etiquetada y comercializada.

Emprendimientos como estos que difunden las costumbres milenarias del grano de oro y se abren paso frente a la crisis económica nacional y mundial, son dignas de aplauso y felicitación.