Nueve días permanecerá cerrado el cementerio indígena

Otavalo.- Del 27 de octubre al 4 de noviembre, el cementerio indígena permanecerá cerrado a las visitas. Sólo se atenderán sepelios emergentes con aforo limitado con una máximo de 8 personas, así lo dio a conocer Luis Guamán, presidente del camposanto indígena, administrado por la Unión de Organizaciones Indígenas del cantón Otavalo, Unorico Samashunchik.

Prevención
En la ciudad existen dos cementerios, uno de la comunidad mestiza y otro de los indígenas. En el cementerio indígena, las familias Kichwas, todos los lunes y jueves, acuden al camposanto para recordar a sus seres ya fallecidos con cánticos, oraciones y alimentos que son parte de las ofrendas de esta tradición.

El 2 de noviembre, día de los difuntos, las visitas al cementerio indígena se multiplican teniendo un lleno total. La decisión de cerrar el cementerio durante esta fecha servirá para evitar la propagación del virus que ha caudado decenas de fallecimientos en el cantón.

La organización
Los representantes de las 65 organizaciones comunitarias y barriales que son parte de la Unorico Samashunchik ya han sido informados de esta decisión, así lo dio a conocer Guamán. Ayer, decenas de personas asistieron al cementerio a visitar a sus familiares fallecidos y por el alto parlante se informó también de esta novedad.

“No me parece bien que se cierre el cementerio en finados. Todos tenemos la costumbre de reunirnos con nuestras familias en el cementerio para recordar a los seres queridos. Para cuidarnos de este virus es solo nuestra responsabilidad”, dijo Ernesto Flores, habitante de la ciudad.
Cultura

Para recordar a los fieles difuntos, los indígenas preparan diferentes alimentos, especialmente el plato preferido del difunto y acuden al cementerio a tempranas horas de la mañana.

Colocan coronas de flores y tarjetas sobre la cruz. Posteriormente sobre la tumba colocan un recipiente con varios tipos de alimentos con el propósito de que su familiar fallecido disfrute de los mismos.

Las familias Kichwas llevan porciones extras de alimentos que degustan y comparten con el resto de personas que se encuentran alrededor de la tumba.

Estas acciones no se realizarán este año, pero para Guamán esto no es preocupante. “Con el cierre del cementerio durante el feriado de finados no estamos diciendo que nos olvidemos de nuestras tradiciones y costumbres. Invitamos a que estas actividades las realicemos en nuestros hogares”, señaló.

Otros cementerios
El camposanto Jardín de Oración, ubicado junto al cementerio indígena también se acoge a esta medida del COE. En San Pablo del Lago, el gobierno parroquial también ha hecho pública la decisión del organismo de emergencia y también cerrará el cementerio, para las visitas, durante el feriado de finados.

Comercio
En el feriado del 2 de noviembre, en los exteriores del cementerio la actividad comercial es grande. Decenas de familias esperan esta fecha para comercializar frutas, alimentos y flores.

Desde la municipalidad se aseguró que esta feria también se suspenderá por este año. En el cementerio indígena se explicó también que no se entregarán puesto de venta en los exteriores del camposanto.