Cerdos decomisados fueron sacados del basurero

Ibarra. Miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente UPMA, de la Policía Nacional, decomisaron 75 cerdos en el Control Integrado de Mascarilla, la tarde del martes, 19 de junio de 2018. Aproximadamente 12 500 libras pesaban los porcinos.

Los animales estaban faenados, venían desde el vecino país de Colombia y eran trasladados dentro de un camión. Según los miembros policiales, el propietario de la carne todo era legal y contaba con el documento necesario para el transporte de los cerdos, sin embargo dicho permiso era adulterado, ya que estaba firmado por un extrabajador de Agrocalidad.

Enseguida se realizó la aprehensión del camión y los porcinos, sin embargo la tarde de ayer, aproximadamente 30 personas afrodescendientes, oriundas del Valle del Chota, llegaron al control policial para solicitar que les devuelvan los cerdos. Los agentes del orden les manifestaron que los animales no eran trasladados en la cadena de frío reglamentaria y que permanecieron por un día sin refrigerar dentro del control policial, por lo que su carne ya no era apta para el consumo humano.

Con actitud sospechosa preguntaron a qué basurero llevarían los cerdos e insistían en que sean arrojados en el botadero de San Alfonso, sin embargo los gendarmes decidieron llevarlos hasta Socapamba, con ayuda de varias unidades policiales cercanas, para evitar un enfrentamiento con los comuneros.

En el momento en que empezaron a botar los animales, cerca de 60 personas llegaron al sitio y se llevaron, utilizando la fuerza, los porcinos. Los cerdos caían en medio de la basura, en la calzada, en la tierra, pero igual los ciudadanos se empeñaron en ‘no desperdiciar la carne’, aduciendo que es para su consumo. Camiones, camionetas y hasta vehículos livianos, fueron utilizados para el traslado de la carne hasta sitios desconocidos.