Cerca de 100 comerciantes de todo tipo de artículos se encuentran en La Plaza de Ponchos

comercioOtavalo.- La plaza de Ponchos es sinónimo de negocio durante las 24 horas. En el día, el escenario se vuelve un arco íris. Las artesanías, tejidos, abrigos, bufandas, ponchos, chalinas, blusas y faldas son parte de la oferta artesanal, que ofrecen los comerciantes.

En la noche el panorama es distinto. Los negocios son más ligeros. La venta de ropa, zapatillas, lociones, hacen parte de los giros de negocios, que se encuentran en el emblemático escenario.

Con el pasar de los años la icónica Plaza de los Ponchos, es el epicentro donde se conjugan diferentes culturas.

Este es un lugar que creció y diversificó su oferta de productos, hasta convertirse en uno de los mercados artesanales, más grandes del país. Se estima que los sábados se exhiben productos en más de 3 mil puestos de venta.

Sentir. “Que buena alternativa venir en la noche a ver que se puede comprar. Por mi trabajo no puedo salir de compras en el día. Aquí encuentro todo lo que necesito”, afirma Mario Quiguango, quien trabaja en Quito, pero llegó hace tres días a su tierra.

En el lugar se puede encontrar una gran variedad de productos textiles, artesanías en madera, balsa, tallados, llaveros, joyería, pinturas, antigüedades y más. Incluso comercializan sus productos artesanos y vendedores de países vecinos como Perú, Chile, Colombia y Bolivia.

Marco Barba, comisario municipal, destacó la voluntad de los comerciantes, que decidieron organizarse en grupos para laborar normalmente durante esta temporada.