Quince centros de diversión nocturna atendieron el fin de semana

Ibarra.- Fue el viernes en sesión ordinaria en que el COE Cantonal, resolvió aceptar parcialmente la solicitud de ASOBARES para la reapertura de 15 locales entre bares, karaokes y discotecas, bajo un estricto protocolo de seguridad.

El plan piloto de reapertura parcial busca generar una cultura ciudadana que permita en medio de la nueva normalidad.
A la par de esta resolución los operativos para evitar a los libadores en los espacios públicos continúa.

Seguimiento.
Según se informó en este último fin de semana el COE cantonal analizará semanalmente los indicadores para la aprobación de permisos de funcionamiento para los bares que sean parte del plan piloto, en caso de incumplir con lo dispuesto se realizará la clausura definitiva de los establecimientos.

La noche del sábado los centros de diversión nocturna atendieron luego de 6 meses a los clientes, uno de los requisitos es guardar el distanciamiento, aunque no todos los clientes cumplían con esta disposición.

Además de la toma de la temperatura al ingreso de los sitios de diversión, aquello sí se cumplía en la mayoría de centros de diversión autorizados para su reapertura.

Para no olvidar.
Es el único cantón de la provincia de Imbabura que hasta el momento autoriza este tipo de actividad nocturna. La Asociación de Bares de Imbabura, creada luego del inicio de la emergencia sanitaria, había solicitado la apertura de 35 locales.

Vinicio Proaño, vicepresidente de Asobares, señaló que antes de la pandemia en el cantón funcionaban 200 locales entre bares, karaokes, discotecas, billares, galleras, centros de tolerancia. “Los negocios generan empleo para unas 1 500 personas”.

Proaño cree que con la apertura de estos sitios de diversión van a bajar los índices de personas que ingieren bebidas alcohólicas en los espacios públicos.

La Policía.
“El distrito de Policía Ciudad Blanca, con sus servidores policiales de los diferentes servicios está ejecutando acciones para intensificar los operativos de control en las medidas de prevención de la nueva normalidad, estos operativos se denominan ciudad segura, plan noche segura, control de libadores en espacios públicos, donde se identifica el consumo de licor previa coordinación con autoridades locales, estos es la intendencia, comisarios nacionales, tenientes políticos, administradores zonales, agentes de control y más instituciones”, dijo el coronel Marco Narváez jefe del Distrito Ciudad Blanca.