Centro de faenamiento de Tulcán fue clausurado

Dos días de clausura, este fue el llamado de atención impuesto al centro de faenamiento de Tulcán, por parte de la dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura del Carchi, al no cumplir con las normas de calidad ambiental estipuladas para el pleno funcionamiento de este centro.

La madrugada del jueves 15 de abril, se realizó la inspección simultánea a tres centros de faenamiento: Tulcán, Julio Andrade y Espejo. Estas actividades son parte de los procesos que tiene la institución provincial como autoridad ambiental responsable para otorgar los permisos ambientales a todas las actividades productivas.

Durante esta inspección, se realizaron análisis de tratamiento de desechos sólidos, infraestructura, procesos de calidad ambiental, protocolos de bioseguridad, tratamiento de aguas residuales y algunos otros requisitos de operación.

En el caso de los camales inspeccionados en esta primera fase, se tomaron muestras de agua y se analizaron los procesos para el tratamiento de las aguas, determinando el incumplimiento al Plan de Manejo Ambiental, los límites máximos permisibles de las descargas como producto del mal funcionamiento de las plantas de tratamiento.