Cementerio municipal de Otavalo genera opiniones contrarias

El cementerio indígena y el camposanto ‘Jardín de Oración’ cuentan actualmente con alrededor de 200 nichos disponibles. El anuncio de que ya se cuenta con un cementerio municipal en Otavalo, por un lado, preocupa a los dirigentes del cementerio indígena, pero brinda un ‘alivio’ a quienes llevan adelante el ‘Jardín de Oración’

Cementerio indígena
“Es preocupante saber que el alcalde le ha apostado a la creación de un cementerio municipal. Estamos seguros de que las personas que pertenecen a las comunidades no van a querer ser sepultados en el nuevo camposanto. Esta decisión no es bien vista por quienes pertenecen a la Unión de Organizaciones Indígenas del Cantón Otavalo, Unorinco, Samashunchik”, dijo Luis Guamán, presidente de la organización

La molestia del dirigente surge por la falta de apoyo que le han dado las autoridades municipales y de gobierno central al proyecto de ampliación del cementerio indígena. El actual presidente Lenín Moreno, ofreció durante su campaña electoral, hacer realidad este sueño de las 68 comunidades que forman parte de la Unorinco Samashunchik, pero hasta ahora no se ha concretado nada.

Jardín de Oración
La realidad en este camposanto es diferente. Según Omar Flores, secretario del camposanto, aseguró que no tienen espacios para sepultar cuerpos bajo tierra, pero hay nichos, bóvedas’ disponibles para quienes lo requieran.

“Desde el 2007, hasta la fecha, hemos dicho que no tenemos espacios en el piso y hemos pedido a las autoridades para que se construya un cementerio municipal. Conocemos que ya hay un espacio destinado para este uso y es digno de felicitar. Ya era hora que se tenga un cementerio para las dos culturas que habitan en el cantón”, señaló Flores.

Iniciativa municipal
“El cementerio municipal está habilitado para que se lo pueda utilizar desde hace tres semanas”, dijo Marcelo Burbano, director de seguridad de la mencionada institución.

El funcionario señaló que el proyecto del cementerio municipal tendrá 4 hectáreas y media, pero actualmente se están utilizando 2 hectáreas que son de propiedad municipal para posteriormente iniciar los procesos de expropiación de otros espacios que serán parte del proyecto.