El cementerio de indígenas de Otavalo cuenta con 50 espacios para posibles entierros

En el cementerio de indígenas de Otavalo se ha enterrado a una persona desde que inició la emergencia sanitaria. En el valle del Amanecer  se han registrado en total hasta ahora tres personas fallecidas posiblemente a causa de la Covid-19.  Las otras dos restantes reposan en el de mestizos, como se los conoce comúnmente.

Protocolos
La disposición a nivel nacional es enterrar el cuerpo de personas infectadas con este coronavirus en el piso, pero para esto el cementerio Jardín de Oración ya no tiene espacio.
Sin embargo, desde la municipalidad las autoridades analizan destinar un terreno para estas defunciones.

Luis Guamán, presidente de la organización del cementerio de indígenas de Otavalo, comentó que han cumplido con los protocolos de seguridad que brinda la Policía y el Ministerio de Salud.
Desde que inició el estado de excepción, señaló que solo se permite el ingreso hasta 15 personas, donde también se cumple con un proceso de desinfección.

Sin alimentos
Como es costumbre de la comunidad indígena, los días lunes y jueves las familias llegaban al cementerio con comida a rezar por su ser querido sobre la tumba, pero por la pandemia Guamán indicó que esta actividad se ha suspendido, aunque en estos días la gente está llegando otra vez, pero se les prohíbe ingresar con alimentos.

De la misma forma informó que no han recibido documentación oficial de los fallecidos, por lo que se aparenta que han muerto por Covid-19, pero hasta ahora, Guamán señaló que se ha confirmado una persona enterrada por coronavirus.

La organización Unorico Samashunchic se ha preparado también para un posible incremento de fallecidos por causa del coronavirus, destinando un espacio en el piso solo para 50. Por su parte, Omar Flores, secretario del camposanto Jardín de Oración, explicó que la atención durante estos dos meses ha sido con normalidad, pero el ingreso de personas se ha reducido.

De la misma forma manifestó que en abril, dieron a conocer que el cementerio mestizo del cantón, no tiene espacio en el piso, aunque este dato fue emitido desde 2005.

“Hemos pedido que el Municipio de Otavalo haga su cementerio”. Flores explicó que en 2005 la municipalidad tomó la decisión de crear este espacio.
Asimismo, indicó que recientemente conocieron que la institución está trabajando para poder construir un nuevo cementerio.

Desde marzo
Desde el 16 de marzo hasta fines de mayo, el cementerio registró 22 entierros, es decir personas que fallecieron pero por muerte natural.

Sin embargo, Flores mencionó que solo han tenido un caso de deceso por Covid-19 y uno con posibilidades de esta misma enfermedad.

El secretario del camposanto de mestizos también señaló que el cuerpo de la personas con Covid-19 fue enterrado cerca de un familiar y en el piso.

Al momento, cuentan con espacios en nichos, aunque es muy reducido. Según Flores, dijo que esta preocupación la conocieron los integrantes del COE Cantonal de Otavalo.