Cayó de cinco metros de altura y falleció

altIBARRA. Dos menores de 12 y 7 años de edad quedaron en orfandad, después que su padre Álvaro Edgar Urbina Burbano, falleció mientras construía el encofrado de la losa de una vivienda.

 El fallecimiento. Eran las 14:20 del martes, cuando una llamada alertó a la Central de Emergencias sobre la caída de un albañil.

Los socorristas acudieron hasta la construcción de una vivienda, ubicada en la urbanización La Quinta y solamente pudieron verificar el deceso del hombre de 33 años de edad.

Según las versiones de los testigos, el hombre no tenía puesto ninguna protección y al caer de cinco metros de altura, se golpeó la cabeza y falleció instantáneamente.

 El albañil. Álvaro Edgar Urbina Burbano residía en el barrio Colinas del Sur, en la ciudad de Ibarra, contrajo matrimonio con Patricia Vitar con quien procreó dos hijos, uno de 12 años de edad y una pequeña de siete.

Según su viuda, Urbina le había prometido que volvería en la noche y por eso ella con un llanto incontenible y desgarrador, mientras permanecía la tarde de ayer en las afueras de la morgue del hospital San Vicente de Paúl, esperando a que le entregaran los restos mortales de su amado, repetía: “No te vayas Álvaro, te necesito”.

 Más detalles. Al lugar del percance llegó personal de la unidad de Criminalística de la Policía Nacional, para realizar el levantamiento de los restos mortales del albañil que solía construir losas de viviendas y lo trasladaron a la morgue.

Personas que acudieron a consolar a los familiares de Urbina enfatizaron que los albañiles no suelen ocupar los implementos de protección y que eso debe ser controlado por las autoridades.