Catorce sitios son considerados de riesgo en Ibarra por el invierno

Las lluvias van a continuar y es necesario redoblar esfuerzos tanto de parte de las autoridades como de los ciudadanos. Una semana ha pasado desde que la máxima autoridad del cantón Andrea Scacco; en sesión del COE cantonal, acogió la recomendación de declarar a Ibarra en emergencia por el invierno. Hay avances.

Esta semana se ha trabajado en hacer las contrataciones necesarias para disponer de la maquinaria para catorce puntos identificados como urgentes, entre estos: Ambuquí, Miravalle, Pilanquí, Los Galeanos, Rosita Paredes, Jardines de Odila, Priorato, Guayabillas, 10 de agosto, La Victoria, Caranqui, Los Ceibos, La Esperanza, Santa Rosa del Tejar, Priorato, Colinas del Sur, Parque Chile, San Antonio y Manzano Guaranguí,

El teniente en servicio pasivo César Escobar, director de Seguridad del Municipio de Ibarra, explicó el alcance que esta medida tiene para la ciudad.

Se han establecido siete mesas técnicas de las cuales están activas seis, lideradas por equipos municipales, ministerios, gobierno provincial y tres grupos de trabajo. Uno es el de apoyo logistico (Municipio) Policía Nacional (Seguridad) y Bomberos (Rescate).

Para atender estas emergencias, el Municipio está en capacidad de cubrir cuatro puntos simultáneamente, uno con equipo completo y tres con equipo insuficiente.
“Necesitamos 60 maquinarias para atender las emergencias y disponemos de 17, nos hace falta cerca del 80% de la capacidad óptima”, indicó Escobar.

La Secretaría de Seguridad ha identificado varios puntos en donde las emergencias se han producido por fuerza mayor, pero en otros casos son causadas por el hombre.
Para Escobar todavía hay sitios en donde se no realiza la limpieza adecuada de las alcantarillas, de las acequias y siguen irrespetando la franja de protección de las quebradas, incluso rellenándolas al límite.

Según la Dirección de Seguridad, en caso de una emergencia por lluvias en su sector, la recomendación de las entidades de socorro es que la persona afectada debe abandonar inmediatamente su vivienda hasta que se haga una inspección. “La vida no se puede reemplazar, la parte material sí”, manifestó el funcionario.