Castillo reubica a concejala Scacco

vicealcaldesaIBARRA. Gritos de apoyo y protesta se escucharon ayer en la mañana en las instalaciones de la Municipalidad, seguidores de la vicealcaldesa Andrea Scacco, junto a ella, manifestaron su inconformidad por supuestas irregularidades. Existieron enfrentamientos verbales y físicos.

En la sala del Concejo Municipal, Scacco declaró su inconformidad. El viernes en la noche retiraron las cosas de su oficina con el objetivo de cambiar su ubicación, indicó que se le informó lo que se haría, pero que no se realizó con el procedimiento adecuado, “Déjenme trabajar en paz en la oficina que por mi cargo me merezco”.
En el conversatorio con la Dirección de Gestión Administrativa y el Asesor técnico del Municipio, la vicealcaldesa se mostró ofendida por la falta de respeto con ella, “Pido respeto para mí, como autoridad, persona y mujer”, dijo y acotó que los problemas en su trabajo iniciaron desde que se separó del partido político Avanza y se intensificó cuando sacó a la luz la compra de un terreno por parte del Alcalde y funcionarios municipales.
Aproximadamente unas 50 personas acompañaron en la reunión a Scacco, del público se escuchó frases y palabras como: “Apoyamos a Andreita”, “Respeto a la dignidad de la mujer y a la autoridad”, “El municipio es del pueblo no de los funcionarios”, “Corruptos”, entre otros adjetivos, a los que el Director Administrativo del Municipio, Francisco Rosales, dirigiéndose a una de las mujeres presentes dijo, “Usted, señora, váyase al mercado”, las personas reaccionaron y pidieron respeto, el funcionario se levantó y salió de la sala.
RESPETO
En declaraciones posteriores a la reunión, Rosales dijo que él no permitirá que su integridad fuera afectada por personas que le dicen corrupto y le mandan a callar en una reunión que él considera de importancia para llegar a consensos y acuerdos, “Estamos en una entidad donde la gente tiene que demostrar respeto”, y dijo que Andrea Scacco conocía, mediante documento formal, la reubicación de su oficina.
Cuando la reunión terminó, Andrea Scacco y sus acompañantes ingresaron a su despacho, donde realiza gestiones y después de revisar informó que en el lugar faltaban cosas personales, una computadora y una Tablet, artefactos tecnológicos que contenían información de su gestión.
Rosales indicó que, “no se ha tocado ni un lápiz de la oficina” y dijo que tiene grabaciones en vídeo de la reubicación de las cosas de la vicealcaldesa.

Las cosas de la vicealcaldesa fueron movidas al fondo de la oficina, lugar destinado para sus labores, “Cómo es posible que a la segunda autoridad de la ciudad le den un cuarto oscuro para ejercer sus labores, sin ventanas y que servía como bodega”, indicó indignada Scacco, quien comentó que el viernes en la tarde había dejado 60 dólares en su despacho, dinero que estaba destinado para la compra de uniformes deportivos para un grupo de mujeres ex carcelarias y declaró que está convencida, que la información es lo que les interesa a quienes tomaron sus cosas y que pondrá la denuncia en la fiscalía para seguir el debido proceso.
Rosales aseguró que se informó de las necesidades y el cambio a la legisladora, especificó que el cambio se realiza por las necesidades que existen en las instalaciones, esto por la restauración de la infraestructura y que en las oficinas de la vicealcaldía laboran dos personas que no son funcionarias del Municipio y que es prohibido por el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización, Cootad, que personas que no pertenezcan a la Municipalidad trabajen en las instalaciones y hagan uso de los bienes del Gobierno Autónomo del Cantón, indicó con firmeza.
Elena Parreño y Carla Tierra son las personas que trabajan a las órdenes de Andrea Scacco y ella es quien paga sus sueldos con la remuneración que recibe por su cargo en la ciudad. Esta decisión la tomó desde que se le quitó su secretaria personal y por el trabajo que tiene en su función, debe tener ayuda e insistió que las cosas con las que han acomodado su oficina se adquirieron con propios recursos y que sus ayudantes se encuentran legalmente contratadas y aseguradas. “La ley es para todos y si me piden que no tenga personas contratadas por mí, que nadie más lo haga en la municipalidad”.
Carla Tierra, secretaria de la fiscalizadora, con lágrimas dijo que ella y su compañera reciben malas miradas por parte de funcionarios de la Municipalidad y que ellas no han hecho daño a nadie, “Soy profesional y quiero ejercer mi trabajo en paz”.

SEGURIDAD
Aproximadamente a mediodía los ánimos subieron, la Policía Municipal resguardaba la seguridad de la Alcaldía con alrededor de 20 efectivos distribuidos desde la puerta de ingreso a las instalaciones hasta las oficinas de los principales.
Uno de los guardaespaldas del alcalde salió de la oficina y se dirigió directamente a uno de los acompañantes de Scacco, el joven junto a otros se defendió y la Policía Municipal separó a los implicados en el altercado y de entre la gente, un puño golpeó en la cara del encargado de seguridad del principal de la ciudad y con protección ingresó a las oficinas. Scacco y sus simpatizantes permanecieron por horas en el lugar.