Castigados por robar en un negocio en Otavalo

Una pareja de ciudadanos fueron capturados en el interior de un local de ropa ubicado en la calle Bolívar y Salinas mientras se sustraían varias prendas de vestir.

El hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad del negocio. Los ciudadanos fueron castigados en el pretil municipal por miembros del Cabildo Kichwa de Otavalo, CKO, organización que aplicó justicia indígena en este caso.

La tarde del martes, un grupo de aproximadamente cinco ciudadanos ingresó al negocio con intenciones de robar mercadería. De forma planificada cada uno cumplía su papel ‘despistando’ a la empleada que atendía a los supuestos clientes.

Por medio de una cámara de seguridad instalada en el interior del negocio, la propietaria monitoreaba los movimientos de las personas, desde otro local ubicado a pocos metros, y se percató de que una mujer estaba sustrayéndose algunas prendas. Rápidamente acudió al negocio y lograron capturar a los dos ciudadanos, los otros lograron escaparse.

Los dueños del negocio acudieron al CKO, con quienes revisaron las grabaciones de las cámaras de seguridad y constataron que los detenidos fueron los actores del robo.

Los afectados aseguraron que esta no es la primera ocasión que son afectados por delincuentes. “Son varias ocasiones las que nos han robado. Incluso hay vecinos que también han sido víctimas de los delincuentes que han actuado de la misma manera”, dijo la propietaria que, por temor a represalias prefirió no identificarse.

Una vez comprobado el hecho, los miembros del cabildo procedieron a aplicar justicia indígena pero, primero expusieron a los detenidos por las calles del centro de la ciudad. Recorrieron por la calle Bolívar hasta llegar al parque Bolívar en donde se realizó el baño de purificación

Según Fernando Maigua, representante del CKO, los detenidos son de la ciudad de Ibarra y formarían parte de una organización que se dedica a este tipo de actos delincuenciales en toda la provincia.

El CKO, durante la pandemia ha aplicado justicia indígena en dos casos de robo, pero a decir de la organización, estos hechos delincuenciales no han parado, así lo reconoce también parte de la población que estuvo presente en este acto. “Ya no se puede caminar con tranquilidad en Otavalo.

Hay sitios en donde ocurren robos frecuentemente. A mí me robaron en la terminal. Son tan hábiles que uno no se da cuenta y me dejaron sin billetera”, dijo Carlos Barahona, habitante de la ciudad.

Momentos antes de iniciar con el baño de purificación, un ciudadano empezó a gritar en favor de los detenidos. Los propietarios del negocio afectado reconocieron al ciudadano y, en compañía de la Policía Nacional, que estuvo presente en el acto, se procedió a revisar el video de las cámaras de seguridad y se comprobó que también estuvo dentro del negocio cuando ocurrieron los hechos pero no se verificó que haya sido cómplice del robo, aunque los dueños del negocio decían lo contrario.

El representante del CKO aprovechó para explicar a la población el por qué se realizaba este procedimiento en el pretil municipal.

“En son de protesta hemos optado por realizar el baño ritual frente a la municipalidad porque, en vista de que somos representes de la comunidad Kichwa urbana, hemos solicitado a la municipalidad que se nos otorgue una sede pero la institución entregó ese espacio a una farmacia, y ha seguido dándonos largas”, dijo Maigua.

El CKO solicitaba para la planta baja del edificio de la UNAIMCO, diagonal a la Plaza de Ponchos.