Casos de violencia intrafamiliar superan los 38 mil en el país

Diariamente, a escala nacional, al 9-1-1 se reportan 292 alertas relacionadas  con la violencia a la mujer u otros miembros del núcleo familiar, durante la emergencia sanitaria. Así lo informó el Servicio Integrado de Seguridad ECU-911 dentro de los indicadores estadísticos —que diariamente levanta  la central de emergencias.

El ingeniero Juan Zapata, Director General del ECU 911, indicó que “desde el inicio de la crisis sanitaria, el ECU 911 ha coordinado la atención de 38.528 emergencias por violencia intrafamiliar, lo que significa que hoy  292 personas llamaron al 9-1-1 porque fueron víctimas de violencia.

Las provincias que mayor complicación tienen son Guayas con el 36%, Pichincha 23%, y Santo Domingo registra el 4%.

Imbabura tiene 895 casos y ocupa la décima casilla en cuanto a emergencias con el 2% mientras que la provincia fronteriza de Carchi tiene 151 casos reportados, esto es un porcentaje del 0,3% del total nacional.

El ECU 911 tiene un protocolo prioritario para la asistencia de este tipo de casos, que se inicia con la recepción de la alerta, la coordinación específica de la misma y la articulación de los recursos de primera respuesta más próximos al lugar del reporte. Estas llamadas se categorizan como Clave Roja (todo tipo de situación en la que existe un riesgo inminente a la vida de las personas, por lo que se activan de forma inmediata las unidades más cercanas).

La coordinación para la asistencia de este tipo de emergencias es integral porque se trabaja de manera conjunta con entidades de protección de derechos como la Secretaría de Derechos Humanos, el Ministerio de Gobierno, el Consejo Nacional para la Igualdad de Género, entre otras.

Zapata también enfatizó en la importancia de informar a tiempo sobre estos sucesos. “Rompan el miedo a denunciar, llamen al 9-1-1 cuando sean víctimas de violencia”.

El personal operativo del ECU 911 está capacitado en primeros auxilios psicológicos, contención emocional y técnicas de sensibilización para atender estas alertas. De esta forma, los evaluadores de llamadas del 9-1-1 se convierten en la primera voz de apoyo para las personas violenta