Caso Cooperativa San Gabriel: El proceso inicia con un detenido

pag 2945 días de instrucción fiscal y prisión preventiva a una persona, ordenó la jueza Dora Mosquera, en el caso de accidente del bus de la cooperativa San Gabriel. La cifra de muertos por el fatal suceso subió a 14. Personal de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros, Dinased, detuvo a un sujeto como presunto conductor de la unidad de transporte.

En la audiencia de formulación de cargos que se realizó ayer en la Casa Judicial de Otavalo, J.F.C.O, aseguró que no era el responsable del caso, al que se lo vincula. Su versión también la mantuvo en la diligencia que se hizo en la Fiscalía, donde aseguró que J.D.P.G era el conductor al momento del accidente. Nuevos datos aparecen en el proceso judicial. Desde Fiscalía y en base al testimonio de J.M.M.Q, un adolescente que era el controlador de la unidad, el bus presentó un desperfecto mecánico por ir a exceso de velocidad.

Según el señalamiento J.D.P.G quien tiene 6.5 puntos en su licencia, manejó el automotor desde Quito hasta Guayllabamba. Fue en este lugar donde le entregó el timón a J.F.C.O quien supuestamente era el conductor a la hora del fatal accidente. Un equipo investigativo de EL NORTE pudo comprobar que el actual detenido no tiene licencia para conducir. Aunque J.F.C.O se mantiene que no era la persona que conducía a la hora del percance.

Las palabras del hoy procesado, fueron desmentidas por algunos testigos que llegaron hasta el lugar para presenciar la diligencia judicial. Una de ellas fue Nancy Checa, quien llegó arribó de Ibarra, para ver el procedimiento. En diálogo con este rotativo, Checa aseguró que el bus lo manejó J.D.P.G. “Él era quien conducía hasta el peaje. Lo reconozco porque yo estaba primera. En la cabina iba una chica de unos 17 años. Los tres venían tomando y en Guayllabamba se cambiaron”, aseguró la víctima. Sus declaraciones fueron corroboradas por Luis Ernesto Espinosa, otro de las víctimas quien perdió a su esposa Olga María Lema Santellán y a su hijo en el accidente.

Ellos fueron dos de las 14 víctimas que perecieron en el redondel de González Suárez. “Venía mucha gente parada, el carro andaba muy rápido desde Cochasquí, nos dimos cuenta que estaba a exceso de velocidad”, recuerda el comerciante que se recupera de las lesiones sufridas.