Casi cuarenta años de historia

san carlos foto 1TULCÁN. Son casi 40 años desde que el proyecto de vivienda San Carlos inició.

Iniciativa. La propuesta del sacerdote franciscano Padre Carlos de la Vega de realizar mingas en comunidad y obtener recursos propios para darle vida a sectores barriales, dio resultado en lo que hoy es la ciudadela San Carlos, ubicada, al noroccidente de la ciudad.

Moradores. A decir de Miriam Ruiz, parte de la directiva de esta ciudadela, la idea del sacerdote fue acogida por familias que con el sueño de tener su vivienda se organizaron en grupos para realizar mingas. Traíamos madera desde Bolívar y hacíamos el bareque para hacer ladrillos en un horno que estaba ubicado en lo que hoy es el barrio aledaño San Luis, recuerda Doña Victoria Yandún que hace parte del grupo de fundadoras. 

María Elena Morales, recuerda que la gente se organizaba en grupos para que la minga dé resultados. Fueron casi diez años de trabajo hasta que las viviendas estuvieran listas para habitarse. Cada casa costó alrededor de cien mil sucres. Así recuerda Javier Obando quien durante ese tiempo vivió en la ciudadela para cuidar que los dueños de lo ajeno no hicieran de las suyas.   

Nos pasamos así sin servicios básicos, cuando las calles eran de tierra y de a poco empezamos a adecuar nuestras casas, recuerda, Miriam Ruiz.

Ambiente. Hoy esta ciudadela es además de un lugar seguro, un barrio solidario, que conserva aún el ambiente de provincia. “Aquí todos nos conocemos y nos ayudamos cuando hay calamidades”, explica Hugo Lucero quien vive cerca de 30 años en este sector. María Orbe rescata que en el barrio son más que vecinos, amigos. “Aquí no sucede como en las grandes ciudades donde la gente es extraña entre sí, aquí nos conocemos, nos cuidamos y nos ayudamos”, dice.

El 4 de noviembre se celebran las fiestas del barrio en que se realiza un pequeño pregón de fiestas con la participación de los jóvenes, además de un espectáculo de juegos pirotécnicos a los que acuden cientos de visitantes. En Navidad la comunidad se organiza para realizar la novena.