Carnavalazos recurrentes

No es la primera vez que los gobiernos de derecha se aprovechan de cualquier feriado para sacar sus uñas y dar un zarpazo mortífero a la escuálida economía del pueblo, recuerdo de algunos “carnavalazos” donde ocurrió esta recurrente maldición neoliberal; ¡que se implemente uno más, no me cogería mucho de nuevo!

La historia de América Latina, desde su independencia hasta ahora, no es sino la historia del capitalismo hoy en su modo neoliberalismo, una sociedad en la que el Estado es una vil herramienta de dominación y explotación de las burguesías imperantes para afianzar su hegemonía y poder mundial, versus un pueblo explotado hasta la saciedad, cuyos niveles de pobreza alarmantes aumentan cuanti-cualitativamente en relación inversa a la acumulación de riqueza por una cada vez más pequeña burguesía monopólica transnacional, dueña de casi toda la riqueza mundial.

Paradójicamente, esas riquezas constituidas principalmente por los recursos naturales y la explotación miserable de la mano de obra, se encuentran precisamente en los países pobres; los que, aunque dueños de las mismas, no lo son de su usufructo, incluso su “propiedad legal” está en manos de las grandes transnacionales cuyos países de origen carecen de las mismas.

Para apropiarse de ellas han tendido que someter por la fuerza militar e ideológica a sus pueblos que parecen nomás dormidos, pero que, como se ve en casi toda América Latina… No lo están.