Carnaval Coangue:13 años de celebrar en el Valle Caliente

coangueCoangue, así se denominaba a lo que hoy es el Valle del Chota, Salinas y La Concepción, territorios en los que, durante 350 años miles de africanos fueron robados de su continente para ser esclavizados en América.

Hasta 1767 se contabilizaban 2 615 esclavizados en lo que hoy es Chota. En uno de sus artículos publicados en Diario EL NORTE, Iván Pabón explica que la palabra Coangue se asocia con el significado de “Valle Sangriento, valle de las calenturas malignas”. Así se identificó a toda la zona debido a que realmente estaba plagada de fiebres y enfermedades mortales como el paludismo, que prácticamente diezmó a la población nativa (los indígenas), que para precautelar su vida tuvieron que replegarse en la zona alta, en el sector donde actualmente es Pimampiro.

 

Pabón rescata que la palabra Coangue tome un nuevo significado cultural, originado por un grupo de jóvenes integrantes del grupo Piel Negra, que desde 2003 hacen que el Coangue deje de ser el Valle Sangriento para convertirse en una de las principales fiestas culturales en la época de Carnaval, que se realiza en la comunidad de Chota.

Carlos Andrade, presidente de la Fundación Piel Negra destaca el nacimiento del Carnaval Coangue en 2003, que inició con un espacio pequeño de 15 carpas. El rescate de la identidad es el principal objetivo de la fiesta en la que los visitantes, además de disfrutar del río Chota, pueden conocer y compartir la cultura afrodescendiente. Andrade sostiene que el Carnaval Coangue beneficia directamente a 120 familias que instalan sus emprendimientos a través de artesanías, comida típica y peinados ancestrales. A lo que se suma la participación de grupos musicales, especialmente de Bomba. El año pasado se estima que cada familia reunió entre 800 y 900 dólares en tres días del evento. Pero, además, Andrade destaca que la provincia de Imbabura también se reactiva económicamente.

El año pasado 70 mil visitantes de Ecuador e incluso de otros países llegaron al Coangue. Andrade asegura que el evento también ayuda a los artistas de la localidad. Además se ha convertido en una puerta para nuevas actividades culturales como el desarrollo del Carnaval Palenque, que se realiza en el Bombódromo de la parroquia Salinas y las Olas del Río que se realiza en Juncal. Los tres carnavales, el año pasado reunieron a 100 mil visitantes.

En uno de los carnavales, una turista coreana quedó encantada con Marabú y el grupo de Bomba logró llegar con su música al país asiático, gracias a la invitación de la turista. “La finalidad es mostrar nuestra cultura. Ahora la Bomba se escucha en todo el Ecuador, incluso en el mundo”, afirma Carlos Andrade. Coangue es el sinónimo de la unión de culturas. Indígenas y mestizos que interactúan con los afrodescendientes y disfrutan de sus tradiciones. Este año, el Coangue inicia el domingo 7 de febrero y culmina el martes 9. Los emprendedores de Chota se alistan para contar con una importante entrada económica para sus hogares. El Coangue forma parte de la ruta turística del Ecuador en la época carnavalera. Se estima que la inversión para este año se aproxima a los 50 mil dólares, para lo que se espera el apoyo de la Prefectura de Imbabura, Municipio de Ibarra, Fundación Piel Negra y del Comité del Coangue. El apoyo del pueblo va más allá de lo económico y es lo determinante. “Si el pueblo no estuviera organizado, esto ya se hubiera perdido”, enfatiza Andrade.

120 familias se benefician directamente del Carnaval Coangue, en Chota. A través de sus emprendimientos logran obtener un sustento económico para sus hogares. La presentación oficial del carnaval Coangue se realizará la última semana de enero. Actualmente se trabaja en la organización de la actividad de la que participan miles de visitantes. El Coangue fue el punto de apertura para el desarrollo de otros eventos culturales. Salinas desarrolla el Palenque y Juncal, Olas del Río. A los tres carnavales llegaron 100 000 personas en 2015.

Habitantes de Chota esperan que la actividad laboral no se desarrolle solo en el Coangue, sino que se reactive todo el año, para lo que es necesario el apoyo de autoridades locales y nacionales.