Carlos Lara se las arregla para estudiar, ser futbolista y entrenar tenistas

Ibarra. Carlos Andrés Lara es un joven apasionado con el rey de los deportes.

Pertenece a los registros del club Sparta de la Liga San Miguel de Ibarra. Sin embargo, también es entrenador de tenis y estudiante universitario.

Historia. De lunes a viernes, Carlos se concentra en su trabajo, ya que por las tardes labora en las instalaciones del Ibarra Tenis Club como entrenador.

Sin embargo, los fines de semana estudia derecho en la Universidad Técnica del Norte (UTN) y también se da tiempo para recrearse jugando fútbol a nivel barrial.

En su época como colegial, cuando estudiaba en la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre, empezó a jugador fútbol.

Con la camiseta de la centenaria institución también disputó varios festivales en las modalidades de fútbol sala y fútbol 11.

Posteriormente pasó a jugar fútbol a nivel barrial, precisamente en la Liga San Miguel de Ibarra, donde, hasta el momento, ha jugado en tres clubes: To-rino, Hamburgo y Sparta.

Su posición habitual es de volante cinco, también conocida como de corte o contención.

“El ser entrenador de tenis me a abierto varias puertas. Y lo que se busca siempre es estar en actividad física y también es bueno buscar otro deporte. Por eso, también escogí el fútbol porque es otra de las pasiones que tengo”, mencionó el joven deportista y entrenador.

Extenista. Por otro lado, antes de ser entrenador de tenis, Carlos Andrés Lara también fue jugador activo en esta disciplina.

Hace siete años, ocupó el tercer lugar en el ranking nacional.

Para el joven deportista, querer es poder y cuando se organiza se puede hacer varias cosas y también disfrutar de sus pasiones.