Carlos Bonilla fue asesinado a golpes

altCotacachi. Eran las 09:00 y criminalística se acercaba a la comunidad de Alambuela para realizar el levantamiento de un cadáver que se encontró en una planicie a pocos metros del lugar donde vivía.

 Asesinato. Alambuela es una comunidad ubicada en la parroquia El Sagrario perteneciente a Cotacachi, su gente es humilde y tranquila, pero que se vio alterada la mañana de ayer por la muerte de Carlos Bonilla.

Carlos tenía 44 años de edad y se presume que fue asesinado por su conviviente u otra mujer de la cual tienen sospechas, la Policía Nacional realiza las investigaciones pertinentes para detectar quien fue la  presunta asesina.
Su cuerpo fue hallado a 80 metros del hogar donde convivía con la mujer que hoy se encuentra detenida para investigaciones, aunque no llegó a tener hijos propios su hijastra lloraba sin parar su partida.
Sus familiares lloran su partida y el problema de amores lo llevó a la muerte, este es un caso en el cual la ciudadanía no se debe alarmar.

 Policía. El elemento policial en Cotacachi no abastece para dar seguridad en las comunidades.
“Contamos con 8 elementos policiales, necesitamos más personal para poder brindar un mejor servicio sobre todo en las con comunidades”, manifestó Bayardo López, suboficial encargado del Control Policial en Cotacachi.
Es hecho sucitado no es de mayor alarma en la comunidad aunque los fatores de pobreza han ocasionado que la sociedad se vuelva violenta.

  Fiscalia. “Es un caso aislado puesto que ocurre en todas partes, no se trata de un delito que alarme a la comunidad, se presume que fue matado con un garrote” dijo Geovanny Jiménez, fiscal de Cotacachi.
Jiménez, además aduce que, este caso se lo puede determinar cómo pasional, se sospecha que tras el garrotazo que pudo ser con una botella ocasionó la muerte de Carlos.
Las investigaciones detectarán quien fue la culpable de tan fatal suceso donde están implicadas dos mujeres de la comunidad.
Desde la Fiscalía se hace un llamado a la sociedad para que conserven la calma y dejen de pensar en actos delictivos.