25-11-2019 | 10:12

Yepez, talento con toque carchense

La ‘canción para volver’, suena a Sanjuanito y

country. El artista carchense Diego Yépez, se define como un músico experimental e innovador.

San Gabriel. Diego Yépez es un cantautor de música experimental. El artista de Montúfar, se encuentra promocionando su tema inédito “Canción para volver”. El video clip que circula en redes sociales, ha tenido una respuesta interesante de los cibernautas a nivel nacional.

¿Cómo llegó la música hacia usted?

Bueno... la música no llegó. Nací en una familia de músicos quienes hacemos este arte desde cuatro generaciones atrás, por parte de la línea de mi padre Germán Yépez, quién se ha destacado como integrante de varios tríos de Ecuador y Colombia. Desde que tengo uso de razón, estuve rodeado de sanjuanitos, pasillos, pasacalles, capishcas, tonadas, albazos, boleros, entre otros géneros musicales.

¿Su abuelo, Abrahamm, fue su inspiración?

Él era imbabureño, específicamente de Tanguarín, San Antonio. Tenía la técnica de la escuela quiteña, con vitela y cuerdas de acero. Mi padre mantiene en parte esa técnica que hoy es patrimonio sonoro. Mi abuelo tuvo el honor de ser guitarrista de Carlota Jaramillo, la “Reina del Pasillo”.

¿Cómo se inició en la música?

La verdad, en principio no me propuse hacer música. Estudie artes plásticas en el Daniel Reyes. Sin embargo, siempre me gustó mucho las interpretaciones de mi padre y de mi hermano Jairo. Cuando escuché por primera a Silvio Rodríguez y Charlie García, mi vida cambió por completo y decidí hacer canciones.

¿Consideras a Silvio y Charlie tus influencias más importantes?

Las principales que me motivaron para interpretar y hacer canciones... ¡sí! Pero hay muchas más. Beatles, Pink Floyd, la nueva canción chilena, el rock argentino, la trova cubana, Hugo Idrovo; sería extenso enumerarlos.

Su tema “Canción para volver”, suena tanto a sanjuanito como a country ¿Cómo la definiría?

El tema tiene años de creado. Lo hice cuando algunos de mis mejores amigos se vieron obligados a marchar fuera del país, después del feriado bancario.

En ese entonces no tenía mucha consciencia de lo que hacía en términos de creatividad musical.

Solo tenía una idea general de continuar el camino que dejó el LP de “Promesas Temporales”, que lleva el mismo nombre del grupo.