17-01-2020 | 07:00

Tranquilidad regresa gradualmente al CRS de Tulcán

Ramiro González, director del CRS-Tulcán habló con este rotativo sobre los últimos acontecimientos vividos al interior del penal.

Tulcán. La tranquilidad es-tá regresando poco a poco al Centro de Rehabilitación Social. Fredy Ramiro Gon-zález, quien está al frente de la institución habló con EL NORTE sobre los últimos acontecimientos.

Disputas. “El primer incidente fue por una disputa de territorios. Los ciudadanos venezolanos son personas agresivas que quieren ganar espacio”, explicó el directivo. Al momento hay 55 PPL de esa nacionalidad, los que se encuentran recluidos en el CRS. La mayoría de ellos están por robo, hurto y drogas.

“Dirigir la cárcel no es una guardería”, explicó el funcionario quien reconoció que en el lugar hay hacinamiento.

De acuerdo a sus estadísticas, el CSR-Tulcan fue construido para 340 internos al momento hay 616 personas, lo que representa un 90 por ciento de hacinamiento. Los reclusos son de Colombia, Vene-zuela, Cuba, España y ecuatorianos.

Antecedentes. El martes pasado se realizó una sorpresiva requisa en al interior del centro penitenciario. Celulares, licor artesanal y droga, fue entre otras las cosas que se encontraron en el lugar.

Dos peleas al interior del centro se registraron durante la última semana. El sábado anterior una riña entre internos de Vene-zuela y Colombia, alteró la tranquilidad en el lugar. El enfrentamiento se dio por disputa de territorios.

Mientras el pasado lunes la sublevación de un interno y a un guía penitenciario, volvió tensar el ambiente.

Traslados de PPL. Ante la situación de la última semana, se iniciaron con los trámites en Quito para realizar el traslado de internos a otros centros penitenciarios del interior del país. Según González ya se pasó el listado y se realizó el trámite. Aunque no adelantó mayores detalles los PPL que tienen condenas altas serán los que encabezan el listado.

Lado positivo. Un grupo de 15 PPL, son parte del taller de pintura en cerámica, tela y madera. El objetivo es reforzar sus habilidades manuales y su reinserción socio laboral.

Esta actividad está a cargo de un grupo de voluntarios de la provincia del Carchi, quienes asisten tres veces a la semana, para instruir a los privados de libertad sobre las técnicas empleadas para este tipo de pintura. Cada semana, el grupo de voluntarios ofrecen diferentes talleres para que los internos aprendan diversos oficios.

Con este tipo de proyectos, se incluye a la población penitenciaria en jornadas productivas que le inducen a ocupar mejor su tiempo y estar libre del ocio, subrayó el director del CRS Tulcán.