21-07-2019 | 12:20

Disfrutaron de un día de integración inolvidable

El MIES Tulcán reconoció el rol que desempeñan las cuidadoras de personas con discapacidad. La jornada les permitió salirse de la rutina diaria.

Tulcán. Fue una mañana diferente. El Día del Cuidador de Personas con Discapacidad se vivió al máximo en el coliseo de la unidad educativa Bolívar.

Del evento. “Cuidar y cuidarme, es mi compromiso y derecho”, fue el eslogan de este año. El evento reunió a unas 300 personas de los Comités del Bono Joaquín Gallegos Lara (BJGL) y familias de usuarios de servicios de discapacidad de la provincia del Carchi.

“Es un día muy bonito, pues compartimos con todas nuestras amigas. Yo tengo mi hijita con discapacidad”, comenta María Fuel, mientras se prepara para competir en la carrera de encostalados.

Actividades. Juegos tradicionales, danza y actividades lúdicas completaron la jornada de integración.

Los técnicos del MIES dirigieron las actividades recreativas.

Para Vladimir Velasco, director distrital del MIES en Carchi, el objetivo del evento fue promover el autocuidado de las personas cuidadoras de personas con discapacidad y brindarles un espacio de esparcimiento con recreación, convivencia y soporte emocional.“Este evento va dedicado a las personas que se desempeñan como cuidadoras: madres, esposas, hijos, hermanos, parientes y otros”, corroboro.

Actualidad. Al momento en Carchi existen siete comités del BJGL que reúne a 243 cuidadores. Desde el MIES se han firmado 17 convenios de trabajo con un total de 465 cuidadoras. De acuerdo a la estadística hay 708 personas cuidadoras de personas con discapacidad.

“Hay que reconocer la importancia que tienen las madres, esposas, hijos, parientes, tíos, sobrinos en el cuidado de una persona con discapacidad. Cada uno de ellos se esfuerza día a día para mantener y mejorar la calidad de vida y el entorno de las personas con discapacidad”, acotó Velasco.

Testimonio. Daniela Gue-rrero, representante del comité Forjadores del Mañana del BJGL, destacó su labor como cuidadora, contó su vivencia como madre de una persona con discapacidad severa. Su hijo nació con parálisis cerebral y movilidad degenerativa. “Somos guerreras, de eso estemos orgullosas. Yo para mi hijo soy sus manos, sus pies, sus brazos, lo alimento y me lo agradece con una sonrisa”

El Bono Joaquín Gallegos Lara, se entrega a personas con enfermedades catastróficas y discapacidades severas. Además, el MIES realiza capacitaciones permanentes a las cuidadores de personas con discapacidad en áreas como: cuidados, higiene, salud y alimentación adecuada.