24-12-2018 | 11:30

El pesebre de la familia Jácome cautiva Tulcán

En barrios como Parque Artesanal y 19 de Noviembre las familias se esmeran en decorar sus viviendas como auténticos atractivos de la fecha.

Tulcán. Diciembre es sin duda una época distinta. Las luces llamativas y la decoración se toman parques, casas, edificios que resaltan la época convirtiéndose en auténticos espectáculos que más de uno intenta capturar en una foto.

Y desde luego, hay familias para las cuales armar el Nacimiento de Jesús es todo un arte; diseños que se convierten en verdaderos atractivos locales que se esperan con gran expectativa todo el año. Es el caso del pesebre localizado en un inmueble al ingreso del barrio San Francisco, en Tulcán.

La familia Jácome Narváez inició esta tradición hace 30 años aproximadamente. Carmen Narváez, recuerda que su madre y su hija Yomayra Jácome empezaron esta costumbre. Pero el empeño de Yomayra era tal que con el paso de los años este fue creciendo. A simple vista podría decirse que al menos son unas 300 figuras de distintos tamaños, muchos de estos, obsequios de la familia o amigos que saben lo importante que es el pesebre para esta familia.

En unión. Armar esta obra de arte les lleva tres meses y lo hacen todos juntos. Yomayra es responsable del diseño, incluso de realizar adornos de forma manual porque es bastante hábil para eso. Pero sus padres, hijos, y demás familiares también aportan.

Lo realizan en la sala de su casa y mide cerca de cinco metros de largo por dos de alto. Tiene detalles que puede llevarle varios minutos apreciar en su totalidad. La casa se complementa con una iluminación que destaca siendo un punto obligado de visita en el norte de Tulcán. Para Carmen la Navidad es una época para demostrar más compasión; se trata de una oportunidad para cambiar, para sensibilizarse con quienes viven situaciones difíciles como la migración, dice la mujer.