24-03-2019 | 08:00

Orquesta Sinfónica Binacional se cierra

Los instrumentos musicales de los niños y jóvenes les fueron retirados y almacenados. Anualmente se necesitaría cerca de 300 millones de pesos ($100 mil).

Tulcán. Carchi pierde la oportunidad de tener una orquesta sinfónica. Una agrupación de esta naturaleza cuenta con varias familias de instrumentos musicales, como viento madera, viento metal, percusión y cuerda.

Binacional. Este sueño musical tomó forma en las ciudades fronterizas de Tulcán (Ecuador) e Ipiales (Colombia) en 2013 a raíz del proyecto Música en las Fronteras, de la Cancillería de Colombia y Fundación Batuta. Sin embargo, el pasado 12 de marzo una notificación de cierre del proyecto por recorte presupuesta-

rio causó gran preocupación en padres de familia, niños y jóvenes que son parte de la Orquesta Sinfónica Binacional. Sandra Cabrera, madre de familia, explicó que desde el conocimiento de la noticia están tocando puertas ante instancias gubernamentales de los dos países para que el proyecto se mantenga. Son 205 niños, adolescentes y jóvenes de Ipiales y 35 Tulcán que venían aprendiendo de música de la mano de expertos y que durante seis años con auspicio del gobierno colombiano participaron de talleres y conciertos. Incluso, en Cúcuta se sumaron a una a-grupación venezolana conformando una sola orquesta de tres países unidos a través del arte.

Sofía Chamorro, una de las integrantes, calificó la noticia de preocupante al considerar que les quita a niños y jóvenes la oportunidad de desarrollar su talento. “Batuta tiene por objeto transformar la vida de los niños y jóvenes a través de la música”. Para la estudiante es necesario luchar por este proyecto y por quienes aún no tienen la oportunidad de vivir esta experiencia. Los padres de familia piden ayuda a las autoridades de Cancillería ecuatoriana para que se analice la alternativa de cofinanciar el proyecto y así evitar su cierre.