08-02-2019 | 16:29

Ordenanza regula la propaganda política en Tulcán

En Tulcán no se puede utilizar espacios públicos para colocar propagaganda electoral. Las concentraciones deben contar con permisos.

Tulcán. Con el inicio de la campaña electoral, las banderas, hojas volantes, vehículos con propaganda auditiva son constantes en Tulcán. Con el objetivo de evitar que esto deteriore la imagen de la ciudad y moleste a los electores, en el cantón existe una ordenanza que regula la utilización de espacios públicos y privados para la propaganda electoral.

Parámetros. Según Jhofre Benavides, comisario del Municipio de Tulcán, esta ordenanza regula desde 2013 cuatros aspectos importantes. Primero, está prohibida la colocación de propaganda mural en el cantón. Es decir, no se puede pintar propaganda en áreas públicas: postes, aceras, veredas, muros. En inmuebles privados, se requiere la autorización escrita del dueño del predio. La propaganda electoral desmontable está permitida en las calles Bolívar y Sucre, entre Panamá y General Landázuri, en bienes privados. En estos espacios se puede utilizar vallas desmontables, banderas, afiches, lonas y similares que sean desmontables. Se prohíbe también la colocación de gigantografías fuera de la línea de fábrica, es decir que sobresalga de los predios. Otro aspecto importante para garantizar la tranquilidad de los electores es la prohibición de publicidad sonora mayor a 55 decibeles. El horario para este tipo de propaganda es de 08:00 a 20:00. Sin embargo, en elecciones anteriores, este aspecto fue de los más difíciles de controlar por falta de equipos para medir el volumen de los dispositivos, por lo cual es importante que la ciudadanía denuncie cuando hay incumplimiento. Remigio López del barrio Santiago pide a las organizaciones políticas no causar daños en bienes privados.