01-02-2019 | 11:01

Los sindicatos de trabajadores dicen no a privatizaciones

Una marcha protagonizada por sindicatos de trabajadores y gremios de Tulcán recorrió las calles de la ciudad rechazando la política del gobierno de Moreno.

Tulcán. A los 600 empleados que laboran en Emelnorte, les preocupa el a-nuncio gubernamental de las privatizaciones. La tarde del miércoles, en una marcha donde participaron también otras organizaciones sindicales, los trabajadores hicieron presencia portando un cartel que decía ¡No a las privatizaciones!

Trabajadores. Para Carlos Peña, secretario general del Comité de Empresa de Emelnorte, las leyes del régimen están empobreciendo a la gente y sostiene que las privatizaciones de los servicios son categóricamente rechazados por los trabajadores. “La privatización no solo nos afecta a los trabajadores, nos afecta a todos; en manos de los grandes empresarios solo se buscará el lucro para ellos”, sostuvo, refiriéndose también a la posible venta de las hidroeléctricas, que asegura son patrimonio del país.

Para Hernán Maya, las políticas adoptadas están generando un empobrecimiento gradual de la gente. Impuestos, despidos en el sector público, recorte de vacantes, fueron los temas que los sindicatos reclamaron en la protesta. “Se quiere regalar nuestras empresas públicas que generan utilidades, ahora quieren venderlas para gastarse el dinero en dos años y sumirnos en la pobreza”, manifestó.

Agregó que en el caso de Emelnorte no hay un pronunciamiento oficial, lo que los mantiene en un ambiente laboral tenso. En su caso trabaja 15 años en la empresa y se siente angustiado no solo por su familia, sino también como usuario porque asegura las concesiones de los servicios como la luz o la telefonía, sin duda se traducirán en subida de tarifas para los miles de usuarios.

Manifestantes. En la marcha efectuada por el centro de Tulcán participaron delegaciones municipales Emelnorte, gremios de comerciantes y agrupaciones sociales convocando cerca de 1 000 manifestantes que de forma pacífica se expresaron en contra del gobierno y las políticas de Lenín Moreno.