05-11-2019 | 09:00

Javier Cadena: “No pedimos cosas del otro mundo”

El asambleísta de la provincia del Carchi, Javier Cadena, habló sobre la coyuntura política y la situación local tras los diálogos con el gobierno.

Tulcán. Las decisiones del Ejecutivo en el ámbito económico definirán una posición de cara al presente y futuro del país. Javier Ca-dena, asambleísta de la provincia del Carchi, habló con EL NORTE sobre la actualidad del país y Ley de Desarrollo Fronterizo, que ya tiene su reglamento.


¿Cómo está la situación de la provincia tras los acuerdos alcanzados?

Una de las condiciones que puso la Asamblea Provincial, junto a sus autoridades fue que se establezcan mesas de trabajo para conocer con cada uno de los ministerios y sectores sociales, la problemática que tiene la provincia.

¿Qué ejes necesitan mayor atención para la reactivación económica?

Carchi es una provincia agrícola y ganadera. Vive del comercio, del transporte...; le urge una compensación en relación al diferencial cambiario para ser más competitiva. Requiere ese tratamiento preferencial acorde al 249 de la Constitución; necesitamos incentivos y la atención inmediata del Estado para la generación de empleo.

¿Cuál es su propuesta para aportar a la reactivación económica?

Se debe generar preferencias para la transportación de carga pesada. El sector comercial está liquidado especialmente en Tulcán y creo que en toda la provincia. No existen excepciones tributarias ni créditos blandos; no hay una focalización de aranceles que conlleve a ser más competitivos y establecer de una vez por todas, una zona especial de desarrollo económico que beneficie a los comerciantes.


¿Cuál es el motivo histórico para siempre relegar a la frontera norte?

Primero, porque nuestro provincia es pequeña y electoralmente no representa mayor cosa al Estado. De igual manera, los gobiernos nos hacen a un lado y no se proyectan en las fronteras un polo de desarrollo que conlleve al Estado a abrir las puertas al mundo para el intercambio comercial.

¿Cómo afecta la presencia de venezolanos en la frontera?

Presenté hace varios meses un proyecto de ley de movilidad humana, pero lastimosamente, el Gobierno reaccionó muy tarde al establecer la visa humanitaria. Cerca de un millón de venezolanos en el país, lo cual afecta a la mano de obra local; se ha incrementado la vulneración social, delictiva y de inseguridad.

¿Existen beneficios para las fronteras?

No. Tras los reclamos que paralizó a Carchi por siete días, el Gobierno tuvo la oportunidad, en materia económica, de presentar acciones que aporten al desarrollo de las fronteras, pero no vemos beneficio alguno a favor de nuestro territorio.

El supuesto beneficio a ciertas acciones comerciales a la postre, afecta al consumidor final. Es necesario considerar que Carchi no tiene empresa ni industria, por ende, no hay beneficio en ningún sentido, por ello, mi rechazo a este proyecto de ley. No hay nada positivo para la provincia del Carchi.

¿Qué temas deberían considerarse?

He planteado varios temas en la Asamblea. La condonación de intereses, multas y recargos a los créditos de BanEcuador para nuestros agricultores, ganaderos... No pedimos cosas del otro mundo; ya se hizo en la ley de reactivación económica condonando grandes capitales a empresas que debían al SRI. De igual forma, se debe abrir un esquema más amplio de reducción de aranceles, tasas de interés diferenciadas para el sector productivo y así, generar mayor competitividad.


¿Se realizará una focalización diferente a los combustibles en frontera?

Es un asunto que preocupó a los ecuatorianos cuando se derogó el decreto 883, con lo cual el Gobierno decía que no va privilegiar a contrabandistas; cuidado y señalan a los carchenses como una provincia de contrabandistas o este sea un pretexto para que nos hagan un paquetazo local. La focalización de los combustibles debe ser un aspecto técnico y, que no se judicialice a nuestra gente vulnerando la garantía constitucional de proporcionalidad en relación al interior del país.


¿Le ley de Desarrollo Fronterizo tiene ya su reglamento?

Salvo por algunas socializaciones, considero que las exigencias de las fronteras tuvieron cierta repercusión en el Ejecutivo, más dentro del reglamento no se estipula cifras o valores económicos-financieros que permitan planificar y desarrollar dicha ley. Dejaron pasar mucho tiempo para indicar que las entidades rectoras se encargarán de sus áreas correspondientes. Eso suena hasta lógico y por lo tanto, este reglamento a mi modo de ver, no llena las expectativas de los habitantes de frontera.