11-10-2018 | 00:00

Fortalecen sanidad animal por brote de aftosa en Colombia

Ante el brote de fiebre aftosa confirmado en Colombia, las autoridades de sanidad animal en Carchi refuerzan estrategias de prevención en frontera.

Tulcán. El pasado 1 de octubre, el ministro de Agricultura de Colombia, Andrés Valencia Pinzón, confirmó que se detectó un caso de fiebre aftosa en la zona rural de Sogamoso en el departamento de Boyacá. Según el funcionario se confirmó la presencia del virus compatible con fiebre aftosa, serotipo O. Entre la sintomatología alertada está el desprendimiento del epitelio de la lengua, salivación, entre otros.

ICA. El Instituto Colom-biano Agropecuario, ICA, informó ya a la Organización Mundial de Sanidad Animal. Además se expidió una resolución de cuarentena y la implementación de medidas preventivas, entre estas: limpieza, desinfección, control. Se cita además que al detectarse animales infectados serán sacrificados. Para el 29 de octubre se iniciaría una nueva fase de vacunación en los animales en Colom-bia.

Esta alerta sanitaria en el vecino país, generó que en Ecuador, particularmente en zona de frontera, también se tomen medidas preventivas.

En Carchi. Federmán Villa-rreal, director de Agrocalidad en Carchi, precisó que en coordinación con la Gobernación, la Policía y el Ejército, se reforzarán las estrategias de control para evitar el posible ingreso de animales con este virus desde el vecino país. Parte clave del control la harán precisamente los uniformados quienes controlarán que el ganado vacuno que se movilice por esta zona sobre todo por vías de segundo orden tenga las guías correspondientes. En caso de detectarse animales sin estas guías o procedentes del vecino país, serían decomisados y sacrificados para prevenir el contagio del virus al hato ganadero ecuatoriano. En Rumichaca se continuaría con la alfombra sanitaria para desinfección del calzado de los viajeros, donde pudiera transportarse el virus. También se registran los equipajes para detectar productos o subproductos de origen animal para su decomiso y destrucción.

132 mil reses inmunizadas en el carchi