07-09-2019 | 09:48
(I)

Denuncian irregularidades en proceso

Desde una entidad financiera se entregó un crédito a una mujer que nunca lo pidió. El principal sospechoso del ilícito es su expareja.

Tulcán. Un presunto caso de falsificación de firmas prende el ventilador judicial en la capital carchense.

Irregularidades. La entrega de un crédito por 35 mil dólares de una entidad bancaria a MICV, ha prendido las alarmas en el tema judicial. Según la supuesta beneficiada nunca recibió el dinero, sin embargo le tocó pagar ese rubro.

El sospechoso de haberse beneficiado de manera fraudulenta fue WJCG, expareja de la mujer.

Desde la Corporación Internacional de Defensa de Derechos Ciudadanos, Veeduría y Mediación (CIDD-CVM), se tomó la defensa de MICV, quien aparte de haber sido perjudicada por el fraude, también fue víctima de agresiones por parte de su expareja.

Acusación. “Es un caso de falsificación de firmas donde ha incurrido un profesional de la salud para realizar un crédito en nombre de su expareja”, explicó Sandra Serrano, abogada de MICV. Pero la ilegalidad no queda ahí, pues dentro del proceso de otorgamiento del crédito, hizo un contrato de una prenda industrial en una Notaría de Quito. “Se supone que en la notaría debió presentarse personalmente MICV para firmar y poner la huella digital, pero esto nunca ocurrió”, acotó Serrano.

Las palabras de la jurisconsulta concuerdan con los argumentos de Carlos Coloma, presidente ejecutivo del CIDDCVM.

“Al parecer hay un red de corrupción en la notaría conjuntamente con personal de la institución financiera”, explicó.

Un equipo de EL NORTE contactó a WJCG quien no quiso pronunciarse sobre el tema. “No alimentemos algo que no es cierto, dejemos algo para esos diarios que son faranduleros, ustedes son diarios serios”, señaló WJCG.