10-01-2020 | 11:17
(I)

Polémica entre Concejales y Alcalde por una ordenanza en Espejo

Las discrepancias al interior de la Cámara Edilicia del municipio de Espejo se agudiza. Los concejales critican el accionar de la primera autoridad del cantón.

Espejo. La paz y armonía al interior del Concejo Muni-cipal de Espejo se resquebraja.

Los concejales Byron Chugá y Santiago Ibujés, salieron al paso, tras las críticas por negarse a aprobar una ordenanza que permitía rebajar el impuesto predial en el área rural del cantón. En entrevista concedida al noticiero Pulso Informativo de ENtv, los ediles justificaron su posición.

Argumentos. “No podemos aprobar la rebaja del impuesto, cuando no se ha actualizado el catastro de avalúos municipal en el cantón”, justifica Santiago Ibujés.

El concejal se remite a lo que dice el artículo 496 del Cootad, donde se obliga a las municipalidades a actualizar sus catastros municipales, para luego con el artículo 497 se actualicen los impuestos. “Son dos cosas diferentes. La actualización de avalúos y catastro que debe ser por parte del ejecutivo (alcalde)”, corroboró Ibujés.

Generó malestar. La molestia de los ediles se evidenció tras la información que se emitió del Fan Page de la alcaldía donde se los acusaba de “Decirle NO a la Ordenanza que bajaba el impuesto predial rural del 1 al 0.8 en la banda permitida para el cobro del impuesto para el año 2020”.

Ante esto Byron Chugá, señaló que la publicación es irresponsable pues se está tergiversando la información. “La ilegalidad y la falta de una propuesta técnica para la reforma de una ordenanza del avalúo catastral es evidente”, puntualizó.

Del oficialismo. El proyecto de ordenanza presentada por el alcalde Arnaldo Cuacés, buscaba para este año bajar la carga impositiva al sector rural, que según explicó se vio afectado por el cobro excesivo en algunos predios del sector rural que no son cultivables. Esto con base a los estudios de actualización del catastro rural que se realizaron en el año 2015.

Los concejales se allanaron al informe de la Comisión Legislativa, que indicaba se mantiene el cobro del 1 por mil a los predios rurales y se rebajaba la taza administrativa de mantenimiento catastral que cobra la municipalidad de 5 a 3 dólares.

Normativa. Por ser el segundo debate y no tener la aprobación necesaria, la propuesta de Cuacés quedó vetada, por lo que se mantiene igual en el tema pago del impuesto predial rural y pasará a ser publicada en el Registro Oficial y mantendrá los mismos cobros para este 2020.

Más críticas. Pero el distanciamiento entre los ediles y el alcalde no es reciente. Las discrepancias iniciaron a finales del 2019, cuando se rechazó algunas propuestas de ordenanza que la autoridad local presentó. La más sonada fue la aprobación de una partida presupuestaria para contratar un asesor que iba a ganar 1760 dólares mensuales. “El alcalde adujo que no le alcanzaba el tiempo, por eso era necesario la asesoría. Nosotros le dijimos no, somos cuidadosos del dinero público”, acotó Ibujés.

Otra polémica se generó durante la aprobación del presupuesto prorrogado a decir de los concejales, era el incremento de 500 mil dólares al gasto corriente de la municipalidad.

“Que irresponsabilidad, sacar 20 personas y contratar 50. Sabemos que hay conflictos en el pago de las personas que se contrató. Eso ya depende de la dirección financiera y del ejecutivo de contratar de manera irresponsable tanta gente”, acusó Ibujés.

La mala utilización de la maquinaria municipal, que benefició durante 8 días, a una familia de la parroquia San Isidro, fue otra de los reproches realizados al alcalde. Otro tema que preocupa es la creación de partidas que no literalmente no tienen justificación alguna.

dESDE LA RED SOCIAL DEL MUNICIPIO