Carapaz se mantiene en el top 10 mientras que Pogacar vuela en la crono

El esloveno Tadej Pogacar (UAE Emirates acudió a la primera cita de la contrarreloj con la misma contundencia que terminó el Tour del año pasado, con exhibición y una victoria que le coloca segundo en la general a 8 segundos del neerlandés Mathieu Van der Poel (Alpecin Fenix), quien defendió con uñas y dientes el maillot amarillo. El ecuatoriano Richard Carapaz (noveno) se mantiene en el top diez de la general.

Pogacar, de 22 años, hizo un auténtico vuelo rasante de principio a fin en el recorrido de 27,2 kilómetros que unían Changé y Laval, y con un tiempo de 32.00 minutos arrasó a todos los rivales de la general, a una media supersónica de 51 kms/hora.

En la segunda plaza se clasificó, 19 segundos, el campeón de Europa suizo Stefan Kung (Groupama), quien se tiró un buen rato en la “silla caliente”, justo hasta que vio pasar volando a Pogacar. La tercera plaza se la llevó el danés Jonas Vingegaard (Jumbo Visma), a 27.

Le siguieron Wout Van Aert y Van der Poel a medio minuto y Primoz Roglic a 44. Los efectos colaterales de la explosión de Pogacar afectaron a sus rivales por encima del minuto. Aventajó a Alaphilippe en 1.11, a a Geraint Thomas en 1.19, Richard Carapaz encajó 1.44 minutos y Enric Mas se fue a 1.49, el peor tiempo de los candidatos al podio. “Tuve buenas piernas, estuve cómodo, se me apagó el auricular y decidí ir a tope y ha salido bien.

Los velocistas tendrán este jueves otra oportunidad de oro en la sexta etapa que se disputa entre Tours y Châteauroux, con un recorrido de 160.4 kilómetros.