Carapaz: “En el mundial dejaré todo por mi país”

Ibarra. La temporada para el pedalista carchense Richard Carapaz está a punto de finalizar. El deportista fija su mirada ahora en el Mundial de Ruta, que será el 30 de septiembre en Innsbruck, Austria. Diario EL NORTE hizo un contacto vía telefónica con Carapaz, quien habló de la participación de Ecuador en Austria y en las condiciones que llega el equipo.

¿Qué significa para usted representar al Ecuador en esta cita internacional?

El Mundial de Ruta es una dicha. A mí me enorgullece vestir la camiseta del Ecuador y representar a mi país de la mejor forma.

¿La ausencia de Jhonatan Caicedo pesará?

Sí. Al final no pude comprender por qué el equipo Team Medellín no le otorgó el permiso. El mundial sigue siendo importante no solo para el deportista sino para el país. Estar presente en un mundial es único. Son pocas las personas que pueden llegar acá.

¿Entonces es una baja?

Con Jhonatan la verdad hubiese tenido un panorama distinto, con un equipo más fuerte, sólido y con más oportunidades para estar en la disputa en este campeonato del mundo. Este grupo es fuerte y trataremos de hacer lo mejor posible. Ganar no se puede decir porque solo triunfa uno, pero lucharemos hasta el final.

¿La selección está lista para afrontar este mundial?

Sí. Los sub 23 que están acá (Austria), se les abre un panorama diferente. Estar en Europa y probar como se corre acá es muy importante. Para ellos será una experiencia buena ya que correrán con ciclistas profesionales que ya compiten en world tour. A ellos no se les puede pedir mucho ya que la experiencia que ganarán la reflejarán en futuras temporadas.

¿Está definido quien será el jefe de filas?

Sí. En principio estaba planificado que Jhonatan Caicedo nos acompañe para ser tres los que íbamos a representar. Ahora en la élite estaremos Jhonnatan Narváez y mi persona. Él tiene experiencia en correr un world tour y será una parte fundamental para yo poder estar adelante.

Luego de la Vuelta a España ¿Cómo llega físicamente al mundial?

Vengo con buenas opciones. Estoy recuperado y me veo en la pelea en el mundial. Espero llegar en óptimas condiciones el domingo y sentirme con las mismas ganas, las mismas fuerzas y poner ñeque y mucha berraquera.

¿La etapa beneficiará a los escaladores?

Sí. Es lo que más nos motiva ya que al ser un mundial muy duro y que lo han denominado ‘el infierno de Innsbruck’, tiene toda la lógica. Son casi 5 mil metros de desnivel, que la verdad es una locura. Al final llegará un grupo selecto. El ganador será un escalador. Hay mucha subida y rompe piedras. Estamos con la mentalidad de estar adelante. De mi parte dejaré todo no solo como profesional sino por mi país.