Caranqui amaneció desbordado de basura en las diferentes calles

Ibarra. “Es una pestilencia terrible que empieza a ingresar a las casas que están cerca de los contenedores. Los perros rompen las fundas y la basura rueda de lado a lado. No han venido a hacer la recolección ya dos días y esto empieza a generar un problema”, cuenta Marina Estévez, moradora de Caranqui que ayer amaneció saturado de desechos.

Desconocían el motivo. Un grupo de vecinos dijo a EL NORTE que este problema los tenía preocupados porque no sabían el motivo de la falta del servicio de recolección de basura pero era necesaria urgente la llegada de los camiones para que pudieran limpiar las calles.

Según lo que pudieron comentar, se acercaron hasta el Municipio de Ibarra pero no les dieron información sobre los motivos de la suspensión del servicio, aunque sí les explicaron que en las siguientes horas pasaría el carro de recolección.

Problema real. Evidente-mente, aproximadamente a las 10:00, durante un recorrido se pudo constatar que los contenedores ubicados en las diferentes calles y sobre todo aquellos de la Hernán González de Saa, ya no abastecían. “Aquí procuramos siempre depositar la basura en fundas para que sea más fácil la recolección, el problema es que ya no tenemos en dónde ponerlas y lo hacemos en el piso entonces los perros vienen y sacan todo lo que encuentran. No hay recolección de basura y también hablamos de que existe otro problema que se trata del número excesivo de perros callejeros”, comentó Anita Solano.

Por su parte Andrea Navas, propietaria de un restaurante, se quejó sobre la falta de higiene que eso representaría. “Las moscas aturden a todos los que ingresan a mi restaurante. De nada sirve que procuremos tener todo muy limpio para recibir a nuestros clientes si no podemos hacer nada con la suciedad y los insectos que vienen del exterior por culpa de la basura. Además, qué va a suceder con las personas que nos visitan, pues se van a llevar una mala impresión de la ciudad”, afirmó.

Otro problema más. El problema de los perros callejeros también lo pone en evidencia Enrique Chugá, quien dice que cada día son más los animales que deambulan por las calles.

“A lado de mi casa hay un callejón en donde hay algunas crías que próximamente también estarán en las calles en busca de comida. No es culpa de los animales, es culpa de los humanos y las autoridades deberían hacer algo al respecto porque cada mes hay más y más perros”, enfatiza.

Enfermedades. Para la veterinaria Nicole López, hay que ver más allá del solo hecho de que rompen las fundas de basura y dejan los desperdicios. “Es importante tomar conciencia que eso solo es el inicio de todo porque el perro y el gato, como cualquier mamífero, también trasmiten enfermedades y obviamente una cantidad sin control en vía pública constituye un riesgo”, dice.

Además, el tema de la basura en las calles también podría generar cualquier tipo de enfermedades.

Respuesta desde el Municipio. Edison Pozo, director de Gestión Ambiental del GAD Ibarra, dio a conocer que alrededor de las 11:00 se había destinado a un equipo para la recolección. Dijo, además, que el problema es que los moradores llenan los contenedores con ramas e incluso muebles, lo que provoca un colapso. Es por esta razón que hizo un llamado a la ciudadanía para que no hagan daño y los usen de la mejor forma.

En la ciudadela Municipal también se registró este problema y los animales ya estaban al acecho.
En la gráfica, dos perros buscan alimentos entre las fundas de basura que se desbordan del contenedor.