Capilla Episcopal podría abrir sus puertas en mayo

Ibarra. La Municipalidad de Ibarra terminó el proceso de rehabilitación en la Capilla Episcopal y la casa Andrade Oña, ubicada en las calles Grijalva y Sucre.

De acuerdo a Teresa Villalba, responsable de la Unidad de Patrimonio del Municipio, se encuentran en el proceso de recepción provisional de la obra.

El padre Juan Carlos Flores, vicario episcopal de la pastoral social, explicó que la rehabilitación en la cubierta de la Capilla, que se cayó el 18 de diciembre de 2016, ha concluido.

Sin embargo, mencionó que se prevé que después de Semana Santa se continúe con la rehabilitación porque todavía hacen falta algunos trabajos como pintar las paredes y recuperar el tumbado con el diseño tradicional.

Dijo que se tiene previsto iniciar un estudio breve para poder recuperar el tumbado de la Capilla, aunque el altar mayor fue una de las partes que no se vio afecta en el derrumbe y aún se conserva, “tiene que pasar un tiempo para que el tumbado se pueda fijar”.

Intervención. La municipalidad ha intervenido con la ubicación de la estructura de madera de la cubierta, se colocó una placa impermeabializante, que es un fibro-cemento y sobre esto, una teja tipo colonial. Además, se hizo la estabilización del cielo raso.

El padre Juan Carlos Flores mencionó también que en un inicio se planteaba abrir las puertas de la Capilla en marzo, “quizá, si es que se logra concretar con la limpieza y la pintura se podría estar hablando que se abra en mayo, ya que contará con todas las seguridades”, indicó el Padre. Además, señaló que la iglesia Catedral no está en un peligro eminente de que se derrumbe el tumbado, pero sí necesita una intervención pronta en lo que constituye también la estructura del techo.

Aunque la Catedral sigue presentando los servicios, el Padre recalcó que no hay peligro grande para los fieles que acuden a este espacio.

Toda esta intervención le ha costado al cabildo local alrededor de 170 mil dólares. Los trabajos empezaron en agosto del año pasado.

Ejecución. La Diócesis de Ibarra siempre trata de buscar los recursos económicos a través de las instituciones como la Unidad de Patrimonio, para poder financiar las obras o ejecutar proyectos, así lo confirmó el padre Juan Carlos Flores.

Explicó que a nivel de iglesia el dinero se destina directamente a las parroquias que están lejos de la ciudad y que son de bajos recursos económicos y que además, necesitan intervención en sus templos.