Cantidad y calidad

paolo barraganLa cantidad y la calidad en la vida cotidiana van tan de la mano, que debería entenderse como un interrelación de las normas reguladoras de convivencia frente a la práctica y actividad social; el hecho de que sean cosas que caminan juntas, no significa que sean lo mismo, sin embargo nosotros, la ciudadanía como columna vertebral de la sociedad muchas veces confundimos estos términos, hago esta reflexión porque desde el punto de vista político y electoral, nosotros somos quienes elegimos y deberíamos detenernos un momento y hacer un análisis de lo que elegimos asimilándolo como: calidad y cantidad.

Una muestra tangible es La Asamblea Nacional, con algunas excepciones como por ejemplo el carisma innato, el talento de oratoria, la trayectoria, experiencia y recorrido político de la actual Presidenta, es un aval suficiente, y tal vez unos pocos casos más. La Función Legislativa, es el espejo en el que nos miramos como sociedad, lo que vemos ahí, es precisamente lo que somos; bajo ese criterio debemos encontrar la respuesta, de que elegimos cantidad o calidad!! Si hacemos una comparación mediática, el nuevo sistema de ingreso para la universidades es un modelo que busca exigencia y excelencia académica, que los futuros profesionales sean de calidad, los docentes cuenten con un título mínimo de cuarto nivel y mucho mejor si tienen títulos de Phd, sin duda alguna a futuro habrá un resultado muy cuantitativo y sobre todo cualitativo para nuestro Ecuador, ahora bien, de forma general  y con el más alto grado de respeto digo, quienes lucen de la condición de legisladores deberán contar como requisito con algún tipo de formación académica? Es suficiente tener ganas e intenciones buenas de cambio? Alcanza con tener una percepción social de democracia participativa? Basta con ser personas comprometidas con un mejor rumbo? El legislar es el acto mismo de dar, hacer y establecer leyes para todos en forma colectiva, con un alcance tan absoluto y la vez tan individual, que efectivamente es el todo de un todo, porque regula la actividad de toda una sociedad sin excepción alguna. El ser legislador es un rol de vital importancia por el hecho mismo de que somos un Estado social de Derecho.  

 

Pablo Barragán Vaca
barragan_99@yahoo.com