Cantera San José genera conflicto entre moradores

Ibarra. San José, así se denomina una cantera ubicada entre San Eduardo y Santa Rosa de El Tejar, donde existe la explotación de material pétreo.

Un camino de tierra y piedras nos lleva a esta pequeña cantera, donde según algunos moradores no tiene permiso de operación y afecta al ambiente.

Representantes de varias instituciones como Ministerio de Ambiente, Municipio de Ibarra y de la Agencia De Regulación y Control Minero (ARCOM), llegaron al sitio para realizar una inspección.

Byron Guzmán, representante de Mandato Jurídico Nacional, explicó horas antes de iniciar la inspección que fueron convocados para las 10:00, pero al ser las 10:35, “podríamos retirarnos y dejar esta situación, pero por respeto a las autoridades vamos a esperar unos minutos más”, dijo.

Aseguró que la cantera cuenta con todos los permisos para la operatividad. “Este asunto tiene que ser controlado por el Munici-pio quien se encarga de las canteras. Se ha realizado diferentes actividades para buscar espacios a fin de poder lograr sacar el material. 250 volquetas de arena fueron donadas a la municipalidad de Ibarra con el objetivo de que hagan la subbase para los adoquinados”, añadió Guzmán.

Mencionó también que está funcionando desde julio de 2018.

Proceso. Javier Guerra, del Ministerio de Ambiente, comentó que el 26 de noviembre de 2018 se recibió una denuncia respecto a la cantera, aunque no era la competencia, se solicitó una inspección conjunta con el Municipio para determinar posibles hallazgos o incumplimientos. A partir de esa inspección técnica, Guerra añadió que se generó un pronunciamiento oficial del Ministerio del Ambiente solicitando que el Municipio de Ibarra actúe para que se corrijan ciertos errores. Claudio Vaca, director de Gestión Ambien-tal, señaló que la cantera cuenta con una concesión para la explotación de áridos y pétreos. “Se ha presentado el plan de manejo ambiental el cual está en evaluación”. Indicó que se hicieron varias inspecciones previas porque existe cierto incumplimiento.

Expresión. María Belén Le-guisamo, moradora, mencionó que defienden el derecho a la naturaleza. “No estamos en contra del trabajo”, indicó también que cuando la cantera empezó a funcionar a finales de 2016 se observó el cambio ambiental como la contaminación al río Tahuando y la pérdida de áreas verdes en un denominado Chaqui-ñán, por donde circulan los habitantes.