Canes adiestrados listos para salir al rescate de las víctimas

Otavalo. Un total de ocho canes forman parte del Grupo K9, de los agentes de control del Municipio de Otavalo.

Durante una demostración en la pista de agility los animales y sus entrenadores superaron seis obstáculos, certificando de esta manera que están listos para cumplir con sus labores.

Marcelo Burbano, director de Seguridad del Municipio, explicó que la intención es tener un grupo de canes amaestrados para educar a los estudiantes.

Mencionó que están tratando de armar un proyecto educativo para llegar con un mensaje a los niños y adolescentes.

Aseguró también que van a tener canes amaestrados para rescatar a las personas después de un sismo, o si se pierden en alta montaña.

El funcionario señaló que es un proyecto ambicioso, “esperemos que vaya tomando forma y con la dedicación y el trabajo de los agentes podamos tener éxito en este nuevo proyecto de la municipalidad”.

Funcionamiento. El espacio donde están los canes está ubicado en el barrio Jacinto Collahuazo, en este mismo lugar funcionará un centro de rescate y protección para los perros callejeros o que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Burbano agregó que sobretodo quieren tener su propia unidad de búsqueda y rescate. Asimismo indicó que cuentan con un personal calificado y lo que están haciendo ahora es aprovechar de la mejor manera los conocimientos para reforzar todos los proyectos.

Comerciantes. Luis Calpa, agente de control municipal, está a cargo de la Unidad de Adiestramiento y Rescate de Víctimas en Estructuras Colapsadas K9, manifestó que se han preparado durante casi dos años para poder acreditarse en estas labores.

Este grupo de uniformados municipales se capacitaron con el Cuerpo de Bomberos de la escuela de formación de canes, de Ibarra, obteniendo también el aval del Círculo de Técnicos Especialistas en Rescate de Víctimas.

El agente de control contó que próximamente saldrán a exhibiciones en las unidades educativas, así como también al rescate de animales utilizando el marco legal vigente, es decir, hacer cumplir la ley “porque los animales también tienen sus derechos”, dijo Calpa.