Ximena Peña: ‘Es el momento preciso para reconciliar a los ecuatorianos”

Ximena del Rocío Peña Pacheco es una política ecuatoriana que llegó a la Asamblea Nacional por el partido político Alianza PAÍS, y actualmente es candidata presidencial por la misma tienda política.​ Nació hace 44 años en la ciudad de Cuenca y su bandera de lucha es decir que es “orgullosamente mujer migrante”.

La única mujer tras la Presidencia del Ecuador.
Ximena Peña es la única mujer candidata para obtener la presidencia del Ecuador. Desde 1948 hasta las elecciones generales de 2017 solo el 5% -6 personas- de los candidatos han sido mujeres, según un informe del CNE. El porcentaje restante -los otros 114 candidatos- han sido hombres. En febrero de 2021, Ximena Peña es la séptima mujer en hacerlo.
La candidata de Alianza PAIS dialogó con Pulso Informativo de ENtv.

¿Qué le animó a constar en una papeleta con tantos nombres y con pocas ilusiones para el país?
Viendo la papeleta, créame que los ciudadanos se han sentido con poca esperanza y yo creo que es importante que en este instante histórico para el país las mujeres también digamos presente y por eso, más allá de la complejidad, está el deseo de servir y demostrar que las mujeres tenemos un potencial para tomar las riendas del país.

¿Con una mujer en el poder las cosas cambian?
En las últimas décadas el país ha sido gobernado por hombres y creo que es importante destacar que en estos momentos las mujeres hemos tenido importantes avances. Vamos a demostrar que a través de la disputa por el poder también estamos capacitadas, preparadas y listas para enfrentar retos.

¿Qué cualidades pondrá al servicio del país?
Las cualidades innatas que tenemos las mujeres: la capacidad de consenso, el diálogo, capacidad de administrar y la capacidad de sacrificarnos cuando tengamos que hacerlo, liderazgo… más aún cuando el país está cansado de las peleas, de los egos, de la persecuciones, odios, venganzas. A mi criterio es el momento preciso para reconciliar al Ecuador a través de un liderazgo que una a todos los ecuatorianos, un liderazgo de mucha escucha, de trabajo y honradez.

Usted saca a relucir su calidad de migrante, ¿por qué no siguió en Estados Unidos?
Si a mi me hubiese gustado el dinero me hubiera quedado en estados Unidos porque como migrante tenía ya una vida consolidada, era profesional, estaba trabajando y tenía mi estabilidad económica, sin embargo decidi regresar enamorada de un proyecto que decía iba a transformar el país…

¿Quién le convenció para candidatizarse?
Ha sido una decisión muy personal, pero motivada poor los militantes activos de mi movimiento. Ha sido una decisión muy difícil porque es un escenario totalmente complejo, cuando mi organización está totalmente golpeada por los errores de algunos actores que han sido parte de ella.

¿Cómo se inició en política?
Yo comencé a militar en el año 2009 en el movimiento Alianza PAIS cuando era migrante. Mi trayectoria política comienza desde las bases, aplaudiendo a compañeros, levantando banderas y cuando volví encontré a un movimiento que tenía muchos aciertos, pero también muchos desaciertos y el error más grande es haber querido ocultar los errores y no haberlos enfrentado con firmeza.

¿Más desaciertos que aciertos, cree usted?
Más allá de los aciertos y desaciertos, creemos que todavía existimos militantes que podemos representar esa visión de honestidad que la estamos proponiendo al país.