Camposanto Monteolivo, la última morada del ilustre ibarreño Julio César Trujillo

Ibarra. El ícono imbabureño, Julio César Trujillo, deja un vacío en sus amigos y familiares. Un profesional de gran prestigio e importante labor académica. Hoy le darán el último adiós en el camposanto Monteolivo.

Importante aporte al estudio. En la Sede Universitaria de la Universidad Católica en Ibarra se recuerda con estima al Dr. Trujillo por su trayectoria como vicerrector de la PUCE, 1971-1975, y como presidente de la Fundación Víctor Manuel Peñaherrera, firmando junto al Rector de la PUCE el convenio de creación de la PUCE-SI, el 29 de octubre de 1976.

“El Doctor Trujillo ha tenido una ardua trayectoria en su vida. Un gran humanista y un profesional muy ético que recibió un merecido reconocimiento por parte de la PUCE-SI”, dijo Andrés Simbaña Villarreal, Director Administrativo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra.

Referente. “Julio César Trujillo es el fiel reflejo de la educación Católica y con valores que logró transmitirlo. Una enseñanza en donde prevalece la verdad, la justicia, la ética y la transparencia que debe ser parte de todas las personas”, acotó Simbaña.

Compañeros de escuela. Andrés Simbaña también relata que su padre le comentó que fue compañero de aula con Julio César Trujillo en la escuela y que ambos vivieron varias anécdotas durante su etapa estudiantil.

Trayectoria. Julio César Trujillo se ha formado como un personaje imbabureño que en su trayectoria política se ha destacado como diputado por las provincias de Imbabura y Pichincha. En 1984 fue candidato a la Presidencia de la República y gracias a sus conocimientos contribuyó en la elaboración de las constituciones de 1967 y 1998.

Homenaje a un hombre ejemplar. Trujillo recibió un merecido reconocimiento por parte de la PUCE-SI.

A la ceremonia de exaltación de la vida y obra del Dr. Julio César Trujillo Vásquez asistió la PH.D María José Rubio, Prorrectora de la Sede junto con la Mgs. Kim Vivero Directora de Estudiantes.

En el programa se entregó al Dr. Trujillo una placa de reconocimiento a nombre de las diferentes instituciones de la localidad.

Un personaje ejemplar que deja su huella de honestidad en las nuevas generaciones.

Amigos y familiares. Decenas de personas llegaron ayer al auditorio mayor del Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, en el norte de Quito, donde se levantó una capilla ardiente en honor a Julio César Trujillo.

Los integrantes de la Comisión Anticorrupción rindieron un homenaje a quien fuera su compañero. A nombre de los comisionados, Germán Rodas recordó que Trujillo fue un “puntal de lucha por descubrir la corrupción del régimen anterior” y lo describió como una persona trabajadora y sensible a las causas sociales.

También asistió al velatorio el contralor Pablo Celi, quien se refirió “al ataque infame que desencadenó este lamentable desenlace, perpetrado por una banda nefasta que deberá ser investigada y proscrita por la justicia y el pueblo ecuatoriano, (lo que) eleva a Julio César Trujillo a la condición de ‘Mártir de la Democracia’”. Añadió que “hasta el último día defendió con convicción, entereza y decisión absoluta el interés del Estado, incluso a costa de su salud, de su seguridad y su integridad personal”.

Sepelio. La capilla ardiente estará en la PUCE hasta las 11:30 de hoy.

De acuerdo al comunicado del CPCCST, Trujillo tendrá un funeral de Estado hasta el martes al mediodía, cuando se cumplan los homenajes pertinentes. A las 13:00 será la misa en el templo La Dolorosa del colegio San Gabriel. Luego será trasladado al camposanto Monteolivo para su sepelio, informó eltelegrafo.com.ec.