Campesinos ecuatorianos entregan carta al Gobierno contra acuerdo con FMI

Quito. La Coordinadora Nacional Campesina “Eloy Alfaro” de Ecuador entregó este martes al Gobierno una carta de protesta por el acuerdo que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y al que considera lesivo para los intereses populares.

La misiva, entregada por un grupo de activistas en el Palacio de Gobierno, en el centro colonial de Quito, condena también los “despidos masivos” de empleados en el sector público, la “apertura comercial indiscriminada”, unas reformas laborales consideradas antiobreras y el proceso de concesiones de empresas estatales a inversionistas privados, entre otros.

Romelio Gualán, presidente del colectivo campesino, en una declaración a periodistas tras entregar la carta, aseguró que copias de esta misiva serán entregadas con sendas movilizaciones sociales en diferentes gobernaciones (representaciones del Ejecutivo) de las provincias del país.

Además, indicó que su colectivo se sumará a las jornadas de protesta que han anunciado otras organizaciones sociales como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país, y la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Gualán condenó el alto desempleo y la aparente situación de “hambre y miseria” que se ve en las calles del país, por lo que comparó la realidad de Ecuador con lo que “ha sucedido en Argentina”, según afirmó.

“El desempleo es el pecado mortal” que ha cometido el presidente del país, Lenín Moreno, quien además, “no ha cumplido con el programa de Gobierno” por el que fue elegido en las urnas en 2017, apuntó el dirigente.

“Rechazamos todo el paquete neoliberal” implementado por el Gobierno, que se encuentra atado al acuerdo que suscribió en diciembre de 2018 con el FMI, añadió Gualán.

De su lado, el Frente Unitario de Trabajadores ha convocado a una nueva protesta para el próximo 5 de septiembre en contra del acuerdo con el FMI.

También la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) ha anunciado protestas por las mismas causas para octubre próximo.

El acuerdo con el FMI supuso la entrega a Ecuador de una línea de crédito de 4.209 millones de dólares para los próximos tres años con el objetivo de recomponer la estabilidad fiscal del país.

La ayuda financiera internacional prevé apuntalar, entre otros temas, el llamado “Plan de Prosperidad” que busca cimentar el desarrollo del país, con sujeción a los Objetivos de Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas.