Campaña para reducir uso del celular entre jóvenes

Tulcán. Doménica Almeida, Fátima Jiménez y Kevin Yagual, son estudiantes de la Unidad Educativa Sagrado Corazón de Jesús, en Tulcán. Tras el primer lunes de la campaña ‘Un día sin celular’ en el plantel comentan que sintieron algo de ansiedad, pero no por estar desconectados de la red, sino porque no tenían forma de saber la hora, pues ninguno tiene la costumbre de usar reloj. Fuera de ese detalle coinciden que la iniciativa no estuvo mal. Admiten que pudieron atender mejor a clase y platicar con sus compañeros durante el recreo.

Campaña. En este establecimiento donde se educan cerca de 700 jóvenes se puso en marcha esta iniciativa para evitar el uso del teléfono móvil todos los días lunes. Ramiro Robles, docente del plantel explicó que la iniciativa nació del diálogo con docentes y padres de familia. Se analizaron los factores negativos que el celular conlleva, por ejemplo ser un impedimento para que los chicos atiendan clases e incluso se interrelacionen.

Personal administrativo, docentes, conserjes, autoridades también son parte de la campaña.

Deporte. Luis Narváez, docente de Educación Física, señala que con el aumento del uso del celular y las redes sociales hay cada vez más sedentarismo juvenil que desencadena patologías como la obesidad, una puerta de entrada a una serie de enfermedades.

La campaña se complementa con las actividades recreativas que se promoverán para la jornada de descanso. Habrá campeonatos internos, ecuavolley, fútbol sala, ajedrez y tenis de mesa, actividades dirigidas por los estudiantes de tercero de bachillerato. Los jóvenes opinan que la campaña debe replicarse también a los niños.