Campaña antidroga en colegios

10En la provincia del Carchi, la edad promedio para consumir alcohol son los 12 años. Esto, según Pablo Rodríguez, comandante de la Sub zona de Policía Carchi N4.A esto se suma que el consumo de sustancias sujetas a fiscalización en los colegios se mantiene presente. Según el oficial, en ciertos establecimientos, los departamentos de Consejería Estudiantil refieren un consumo de drogas del 3% de los estudiantes.
Lo que preocupa, según Rodríguez, es que no solo hay consumo, sino que además se reportan casos de microtráfico al interior. Señala, por ejemplo, que se ha identificado jóvenes que expenden estas sustancias en los centros, situación que busca prevenirse.

PREVENCIÓN
De hecho, según las cifras de la jefatura Antinarcóticos del Cachi, en los últimos 15 días esta dependencia policial aprendió 6.921,70 gramos de marihuana en casos reportados en la provincia. Las investigaciones policiales han determinado que 2.434,70 gramos, es decir 4.869,40 dosis, eran para el consumo interno, es decir al interior del país, mientras que los restantes 4.487 gramos, es decir 8.974 dosis tenían como destino el tráfico internacional. La marihuana es la sustancia más común que puede ser consumida por los jóvenes debido a su precio.
De ahí que la campaña “Yo vivo mi colegio sin drogas”, pretende articular el esfuerzo de la Policía Nacional con los centros educativos para concientizar a los jóvenes de los peligros del consumo de estupefacientes. El programa será guiado por la Policía, pero desarrollado por el personal docente a fin de darle continuidad. Esta iniciativa comenzó en la Unidad Educativa Vicente Fierro en Tulcán. César Escobar, jefe de Antinarcóticos del Carchi, señaló que la propuesta se enfoca a promover la cultura de la denuncia en los casos donde se detecten el uso indebido de drogas, acosos escolar, violencia sexual y otras acciones que atenten a la convivencia.
Escobar, recalcó el trabajo preventivo que se ha realizado en todos los establecimientos y señaló que en estos se dispondrá un buzón para los alumnos a fin de que puedan depositar sus denuncias y permitir la intervención de la Policía y otros organismos competentes; “el uso indebido de drogas traerá graves consecuencias en sus vidas, sus familias y en su futuro”, enfatizó.

REACCIONES
El comandante Pablo Rodríguez, llamó a los jóvenes a colaborar para desterrar todos los vicios que van en contra de la juventud. Gladys Guerrón, madre de familia se mostró satisfecha por la propuesta que dijo ayudará a cuidar la salud y el futuro de los estudiantes, evitando que caigan presos de las drogas.
Como parte de la presentación de la campaña, los estudiantes disfrutaron de una presentación artística musical y un grupo de baile de la institución educativa. La jornada concluyó con canes del Centro Regional de Adiestramiento Canino CRAC Tulcán.