Caminos informales sin control policial

Tulcán. Los controles policiales  en los 37 pasos informales fronterizos por donde fuga el gas ecuatoriano son mínimos. Según Claudio Guerra, comandante de Policía, su trabajo se focaliza en controlar desde donde se origina el problema.

  Pasos desprotegidos . La salida de Gas Licuado de Petróleo hacia Colombia es alarmante, la astucia de los comerciantes informales para ocultar el gas sorprenden. Sin embargo, Guerra explicó que, los policías cumplieron con el control en los pasos informales durante varios años destinando uniformados y logística a la zona.

No obstante, espera que las autoridades de la provincia implementen la tecnología (chips) para controlar e impedir el tráfico del gas doméstico.
Actualmente los patios de la Policía están saturados de vehículos que fueron retenidos por transportar gas. “No hay espacio para más”, puntualizó el Comandante de Policía.
La alta demanda del gas ecuatoriano obedece a que el producto cuenta con subsidio y su costo es inferior al colombiano, razón por la cual 500 familias de las poblaciones fronterizas  de Ipiales y Tulcán hicieron de la actividad ilegal un negocio lucrativo.

 Desabastecimiento. Para John Arias de la Policía Fiscal Aduanera de Colombia (Polfa), el cordón fronterizo, tiene una geografía complicada para el control.
Preocupa en Ipiales y 18 municipios el desabastecimiento  de  gas que existe en Colombia y como el GLP ecuatoriano está ingresando  al vecino país en cantidades exorbitantes.