Caminata de fe y devoción en San Antonio

procesionIBARRA. En un acto de fe y devoción, más de 200 personas se dieron cita ayer, a la procesión del vía crucis por las calles de la parroquia de San Antonio.

Tradición. Este fue el primer año que los distintos barrios de la localidad  se suman a una de las tradiciones más conmemorativas por Semana Santa.
Entre los barrios que participaron este año se encuentran los siguientes: Israel, Los Soles, Vista Hermosa, Villa Nueva,   Bellavista, Las Orquídeas, San Vicente, Pucahuaico,  San Vicente, la Cruz y barrio Occidental.  Durante los cuatro años que se viene celebrando este acto de peregrinación en la parroquia de San Antonio, se mantienen vivas las tradiciones y arreglos con respecto a la vestimenta.


En lo que se refiere a su preparación, contaron con ensayos para que este acto de fe católica se lo lleve de la mejor manera.

Fe familiar. Las familias Garrido, Moncayo y Quinteros, son unas de las tantas familias  que durante la Semana Santa, se organizan para que durante la procesión, participen con sus familiares en la representación de las 15 estaciones.

Cantos. Entre rezos y cantos las personas que asistieron la tarde de ayer, pudieron integrar la fe católica con la alegria de sus asitentes.  Varios fueron los asistentes, de distintas edades, que sin prejuicios, caminaron por las distintas calles de la parroquía.
Sin cansacio alguno y sin escatimar esfuerzos, no dejaron de seguir a la multitud, que entre cantos de aleluya, marcharon por las distintas estaciones, demostrando su arrepentiemineto con una marcada sensación de culpa en los corazones.

Estaciones. Una a una visitaron las estaciones, que por los distintos barrios fueron adornadas y predicando la palabra de Dios, encaminados por los más pequeños, que demostraron su fe por de un mejor mañana.
Fueron quince las estaciones visitadas, en donde cientos de creyentes promulgaron la palabra de Dios, sin importar el frío del lugar.

Bendiciones. Muchas las bendiciones que se dieron en el transcurso de la procesión,  grupos de personas miraron con atención, el largo recorrido que dictaminaba arrepentimiento y devoción en los católicos que pudieron revivir una fecha importante para el cristianismo.