Cambios en la organización kichwa karanki

p4f1IBARRA. Ayer, en Yuracruz, perteneciente a la parroquia El Sagrario, se realizó el cuarto congreso de la Organización Kichwa Karanki, en donde se trataron cuatro temas puntuales para las 32 comunidades que se aglutinan en esta organización.  

 

Los puntos a tratar. Rosa Caranqui, presidenta saliente del pueblo Kichwa Karanki resaltó los puntos que se trataron en esta asamblea, entre ellos el rol como karankis y como movimiento indígena es decir la democracia representativa.

La tenencia de tierras, “defenderemos la afectación a los páramos que nos dotan de agua, la que ya se va secando porque Fausto V.,eldueño de la hacienda ha desaparecido el pajonal para sembrar pasto para su ganado”, indicó Carlosama, quien argumentó que Yuracruz, por ejemplo, es una de las comunidades que poco a poco se queda sin agua. Algunos habitantes del lugar indicaron que inclusive el agua baja con escremento de vaca.
Los indígenas llevarán este tema a la corte internacional para una solución.         
Otro de los puntos a discutirse es la supuesta intromisión del Estado en los Gobiernos Comunitarios,  quitándoles su autonomía y la recuperación de su identidad en los niños y jóvenes.    

Problemas. Al Cuarto Congreso del pueblo Kichwua Karanki asistieron los representantes de las 32 comunidades que conforman esta asociación. Ayer también se realizaron las inscripciones de los candidatos para lo que será la elección del nuevo o nueva representante de la Organización. “Los compañeros deben inscribir a sus candidatos para que mañana se haga la elección del nuevo representante, el que deberá llevar el caso de los pajonales a nivel internacional así como las resoluciones que debatamos”, concluyó Carlosama.
Antes del inicio del congreso, los representantes indígenas realizaron un ritual, el que consiste en mantener el fuego hasta el otro día rodeado de pétalos de rosa, lo que significa la unidad del pueblo.  
La actual presidenta del pueblo Kichwua Karanki  también instó a las autoridades a ejecutar obras escenciales para la comunidad, como por ejemplo el mejoramiento de la vía, sobre la que, según ella, se lleva pidiendo intervención desde hace tres años al Gobierno Provincial del Imbabura sin obtener respuesta.