Calzado Tito, un buen estilo ibarreño en Mira

Su nombre es José Antonio Tito Pérez, de 56 años, nacido en la Ciudadela del Chófer en Ibarra, un 12 de junio de 1965. Desde su infancia sintió interés por la zapatería. Luego de concluir sus estudios; a los 13 años, todas las tardes y durante dos años se fue a aprender este oficio al taller de su vecino Carlos Enríquez.

En en sus inicios aprendió a lustrar el calzado, preparar materiales para las composturas, entregaba calzados a domicilio y como se ganó la voluntad y la confianza del maestro mayor, él era el encargado de ir a comprar los materiales al por mayor y menor; en las mañanas se dedicaba ayudarle a su padre como oficial de albañilería.

Antes de dedicarse de lleno a este oficio, durante un año decidió acompañarle a su padre en la construcción; la pasión por la zapatería se apoderaba de su corazón y giraba en su pensamiento de manera constante al punto de que a los 16 años volvió donde el maestro Carlos Enríquez a perfeccionar sus conocimientos y durante seis años se dedicó a la elaboración de calzado nuevo y composturas de zapatos, arreglo de mochilas, pintaba artículos de cuero como chompas, carteras y bolsos.

A sus 25 años decidió reubicar su negocio en la parroquia San Antonio de Ibarra, donde conoció a Rosa Chulde, con quien contrajo matrimonio.

Con el tiempo, a sus 45 años, conoció en Ibarra a Segundo Monteros quien se desempeñaba como maestro zapatero en Mira, él lo invitó a conocer el “Balcón de los Andes”, fue una mañana soleada y llena de esperanza para Antonio y su familia, era la primera vez que llegó a conocer este Cantón, dos días fueron suficientes para acoplarse con el entorno y buscar un local adecuado para brindar el servicio a la ciudadanía mireña.