Caldo de borrego de doña Rebeca, un platillo tradicional en Ibarra

Ibarra. El mercado Amazonas, ubicado en pleno centro de Ibarra, guarda en cada puesto de venta de ropa, confites o comida muchas historia y anécdotas. Al interior, se puede encontrar un pequeño puesto de comida.

Ahí se exhibe un platillo ya tradicional y conocido por los ibarreños, el cual no se va a encontrar en otro sector del mercado. Se trata del ‘caldo de mondongo de Borrego’.

Allí atiende María Rebeca Lima Maldonado, o como la conocen de cariño sus compañeras de trabajo, Doña Rebeca.

Historia. Ella fue una de las primeras comerciantes que tuvo una plaza de trabajo en el mercado Amazonas.

Con una pequeña mesa de madera, cocina y una olla, inició vendiendo caldo de gallina y caldo de patas cuando el mercado todavía estaba en construcción.

Familiares y compañeras coinciden que cuando culminó la obra, doña Rebeca y sus amigas, que en aquel tiempo también tenían un puesto informal, se acercaron a la administración a solicitar una plaza en el mercado, en el cual esta su negocio hace más de 45 años.

Comienzos. Ya con una plaza fija y por iniciativa de unos amigos de Quito, quienes le comentaron que el caldo de borrego no era muy conocido en Ibarra, la incentivaron para que empezara con ese negocio.

Luis Humberto Vega, esposo de doña Rebeca era quien se encargaba de llevarle las cabezas de borrego para que inicie con la elaboración del plato.

Familiares cometan que anteriormente lavaban y cocinaban más de 50 cabezas de borrego, lo hacían todos los días, de domingo a domingo.

Por su antigüedad y el buen servicio que brindaba, doña Rebeca tiene clientela no solo del cantón.

A su puesto de trabajo llegan personas de todas partes del país, e inclusive extranjeros que no quieren perderse de degustar de este tradicional plato.

Varias comerciantes comentan que su carisma y buen humor la han hecho muy conocida y apreciada en el lugar.

Retiro. Doña Rebeca dejó de vender en el mercado Amazonas hace cinco años, pero su plato tradicional todavía se comercializa, ya que ahora la preparación está a cargo a su nuera Marcela de Vega.

Su avanzada edad y repetitivas enfermedades la obligaron a dejar su negocio del cual pudo superarse en la vida. Doña Rebeca menciona que lo único que ella quiere es recuperarse para regresar al mercado Amazonas y seguir cocinado el caldo de borrego.

Comentario. Marcela de Vega, nuera de Doña Rebeca, manifestó que ella paso la mayor parte de su vida dentro del mercado, y tanto los comerciantes y compañeros de trabajo siempre preguntan por ella y se preocupan por su salud.

“Cuando a veces le traemos al mercado, las compañeras que la conocen se acercan y conversan con ella, también le brindan algún presente ya sea un juguito, un motecito, un caldito o lo que sea, pero lo más importante es que le muestran su cariño y se preocupan por su bienestar y la hacen sentir bien”, acotó.

Doña rebeca actualmente tiene 89 años de edad.

Su puesto en el mercado Amazonas le ha permitido criar a sus siete hijos.

Deseos a futuro. Ella dice y sueña que lo único que espera es que su plaza siga en el mercado y que su familia continúe con la elaboración del caldo de mondongo de borrego, ya que se ha convertido en uno de los mejores platillos tradicionales de Ibarra.